vea el video

Otro caso de violencia racial sacude a Estados Unidos

Un hombre negro que había sufrido severas heridas en el cuello cuando fue arrestado en la ciudad estadounidense de Baltimore la semana pasada, murió el domingo pasado, desatando protestas y la promesa de una investigación del caso. Los oficiales involucrados ya fueron separados.

Si no puede ver el video haga click aquí.

El hecho ocurre tras una larga serie de muertes de afroestadounidenses a manos de policías blancos, que críticos atribuyen a prejuicios raciales de los agentes, a los que denuncian por un uso excesivo de fuerza letal en los procedimientos con sospechosos.

Freddie Gray, de 25 años, había sido arrestado el 12 de abril, sufriendo rotura de una vértebra durante la detención en Baltimore (Maryland), según la Policía y medios locales. Según el cotidiano Baltimore Sun, la Policía no informó cómo resultó herido, ni la causa del arresto.

"Fue durante su arresto, aunque no había cometido ningún crimen —en todo caso ninguno que justifique su arresto, solo el hecho de que era negro y que corría—, su columna vertebral fue seccionada en un 80%, en la zona del cuello", declaró durante una conferencia de prensa William Murphy Jr., un abogado de la familia de Gray, citado por el Baltimore Sun.

Un centenar de personas se reunió el domingo por la noche frente a la comisaría de Baltimore, para pedir explicaciones a la Policía. La alcal-desa de la ciudad, Stephanie Rawlings-Blake, anunció la apertura de una investigación. "Quiero que los ciudadanos sepan exactamente cómo sucedió esto y, si es necesario, me aseguraré de que las personas responsables respondan ante la justicia", declaró a la prensa.

Seis agentes de policía de Baltimore fueron suspendidos ayer lunes mientras se investiga la muerte.

La investigación pretende establecer cómo sufrió las heridas Gray y si los agentes intervinieron o no, lo que todavía se desconoce.

El jefe de policía de la ciudad, Anthony W. Batts, aseguró en rueda de prensa que durante el arresto de Gray un agente sacó una pistola eléctrica, pero que no llegó a utilizarla.

La muerte de Gray se produce en un momento de gran tensión en EEUU entre los distintos cuerpos de policía local y los miembros de la comunidad afroamericana, después de que durante los últimos meses hayan tenido lugar varios casos de abuso policial con resultados fatídicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados