Tras el ataque

En Canadá reforman leyes anti-terrorismo

El Gobierno canadiense presentó ayer una oleada de cambios legislativos para multiplicar los poderes del servicio secreto y la Policía y blindar a Canadá de lo que el primer ministro del país, Stephen Harper, llamó "extremismo yihadista".

El conservador Harper, que tiene previsto convocar este año elecciones generales con las encuestas apuntando a una posible victoria del opositor Partido Liberal, justificó los cambios incluidos en el proyecto de ley C-51 porque Canadá está "en guerra" con el "terrorismo yihadista". Utilizando un lenguaje casi apocalíptico, Harper declaró durante un acto público en las cercanías de Toronto que "en los últimos años, una gran maldad ha invadido nuestro mundo. El terrorismo yihadista es uno de los enemigos más peligrosos que nuestro mundo ha encarado en la historia". "Nos quieren dañar porque odian nuestra sociedad y nuestros valores. Odian el pluralismo, odian la tolerancia y la libertad que disfrutamos", añadió.

Las medidas que tienen que ser aprobadas por el Parlamento, donde el Partido Conservador de Harper cuenta con la mayoría absoluta, abarcan reformas legales de los servicios secretos como de leyes migratorias, o libertad de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)