Les recordó que San José y María tampoco tenían casa propia

Almuerzo con "sin techo" en St. Patrick

Francisco cerró ayer dos días en Washington, tras visitar como verdadero líder global la sedes más altas de la democracia norteamericana, la Casa Blanca y el Congreso, con el abrazo a los más pobres y los excluidos.

Antes de partir a Nueva York, donde hoy lo espera la Asamblea General de las Naciones Unidas, visitó el Centro Caritativo de la Parroquia de St. Patrick y se reunió con un grupo de personas "sin techo". Es conocido que el Papa, inclusive en Roma, entiende la situación de quienes no tienen un techo y deben pasar los días y las noches en las calles. Hablando en español al grupo establecido por el Centro Católico en Washington, en traducción simultánea al inglés, tuvo palabras muy profundas. "Ustedes me recuerdan a San José", dijo Francisco. "Sus rostros me hablan del suyo", agregó. En la imagen usada por el Pontífice está el recuerdo de la "difícil situación" que San José afrontó, y sobre todo el hecho de que María dio a luz a Jesús "sin un techo, sin una casa, sin alojamiento". "El Hijo de Dios llegó a este mundo como uno que no tiene casa", dijo hablándoles a los "homeless". La Parroquia de St. Patrick asiste en su centro de caridad a un gran número de personas sin hogar, 200 de los cuales fueron reunidos para la visita del Papa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados