OMAR LAFLUF

"Cada vez la gente cree menos en los políticos"

El diputado del movimiento Por la Patria Omar Lafluf ratificó que el sector apoyará la precandidatura presidencial del senador Jorge Larrañaga en la interna del Partido Nacional en 2019.

Omar Lafluf por Aroxta.
Omar Lafluf por Aroxta.

Entrevistado por El País, el exintendente de Río Negro dijo que para una mejor chance del partido en la elecciones próximas prefiere que no haya una tercera vía encabezada por algunos intendentes blancos. “El problema mayor que tenemos hoy es que la gente cada vez cree menos en el sistema político. Eso hay que revertirlo con conducta, con gestos, y que la gente lo vea”, dijo el legislador, para agregar que “eso hace que venga cualquiera de afuera y la gente lo vea mejor”.

—¿Cómo se gestó el resurgimiento del movimiento Por la Patria en el Partido Nacional?

—Hace mucho que pensamos los que nacimos detrás de Wilson Ferreira que debíamos juntarnos en un movimiento político. Mis dos padres son inmigrantes libaneses y por lo tanto no tengo una historia de familia blanca. Pero la figura de Wilson me cautivó. Además tenía una gran condición: yo creía en Wilson Ferreira. Yo voté la ley de Caducidad porque yo creía que lo que decía Wilson era realidad: no había otra solución para pacificar al país. Eso a mí me marcó. Los wilsonistas hoy están en todos lados pero precisábamos juntarnos.

—¿Por qué el diputado Jorge Gandini es el referente de este movimiento Por la Patria?

—Yo lo conocía muchísimo de la Juventud de Por la Patria. Jorge es un tipo trabajador, honesto, que dice lo que piensa con el mismo concepto que tenía Wilson. Así resolvimos juntarnos y empezar a transitar con este movimiento con pensamiento propio. La bandera de Wilson es algo casi místico. Cuando salió de la cárcel tendió la mano a favor de la gobernabilidad. Esa es una forma de pensar.

—¿El movimiento va a tener una lista al Senado apoyando a Jorge Larrañaga?

—Hoy estamos dentro de la precandidatura presidencial de Jorge Larrañaga como un movimiento propio con documentos de trabajo. Luego de la interna tendremos una expresión al Senado y listas a la Cámara de Diputados esperemos que en todo el país. Hoy estamos en doce departamentos. Tenemos figuras que nos empujan con la bandera como es el caso de Silvia Ferreira.

—¿Usted que es un dirigen- te con mucha experiencia, cómo ve la interna del Partido Nacional?

—Hay dos corrientes muy fuertes que están marcadas, la de Luis Lacalle Pou y la de Jorge Larrañaga. Siendo bien sincero, cuando se empezó a gestar la precandidatura de Larrañaga yo dije que si en la elección pasada fuimos todos juntos los wilsonistas y perdimos, ahora no podemos ir partidos en cuatro. Por eso ahora deberíamos ir todos juntos. A mí me preocupa porque por un lado están los intendentes y por otro hay otras figuras. Espero que podamos trabajar todos juntos para poder ganar la interna para llevar el proyecto wilsonista al gobierno en 2019.

—¿Los liderazgos están fuertes en esos dos bloques? Si bien ha habido algún acercamiento en Paysandú la relación entre Lacalle Pou y Larrañaga no pasa su mejor momento.

—Es verdad que la relación está un poco complicada. Hay un distanciamiento por diferentes enfoques sobre algunos temas. Los dirigentes tienen que entender que no es lo mismo que hace 30 años, cuando el dirigente marcaba el rumbo. Ahora cada uno tiene su opinión y hay temas que preocupan a la gente y donde los dirigentes no los sufren tanto como la gente en el día a día. Yo no digo que haya unanimidad pero sí tenemos que competir con la diversidad que tengamos sin llevar la piola al extremo que se corte.

—¿Hay espacio para una tercera vía en el Partido Nacional, es decir una nueva corriente que sea encabezada por algunos intendentes blancos?

—Francamente espero que no se forme una tercera vía y que seamos capaces de conformar dos grandes bloques definiendo quién es el abanderado. No puede haber diferencias tan grandes como para no aceptarnos entre nosotros. No hay que ser oposición por oposición. El problema mayor que tenemos hoy es que la gente cada vez cree menos en el sistema político. Eso hay que revertirlo con conducta, con gestos, y que la gente lo vea. Recuerdo una encuesta en la que el Parlamento y el sistema político estaban muy por debajo de otros organismos e instituciones. Eso hace que venga cualquiera de afuera y la gente lo vea mejor. Nosotros debemos volver a recuperar la confianza de la gente.

—¿Cree que se solucionó de la mejor manera para el Partido Nacional el tema del intendente de Soriano Agustín Bascou? ¿O para usted él debiera renunciar hasta que se aclarara su situación en la Justicia?

—Evidentemente no se solucionó de la mejor forma para el Partido Nacional. Yo lo dije desde el primer momento. Estuvo mal, se cometió un error por parte de él, tenía que asumirlo. Lo último que se le pidió fue que tuviera la misma actitud que tuvo con Alianza Nacional (sector del que el intendente Bascou se desvinculó) y ahí se solucionaba el tema. Pero no lo hizo. Lamentablemente esto provocó una fractura de opiniones en torno al caso. Yo estuve diez años al frente de un departamento como intendente de Río Negro y cuando se comete un error lo primero es tener la humildad de reconocer ese error, pedir las disculpas. Pero no es por la persona, ni por el sector o por el partido. Es porque la gente debe verlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)