PEDIDO DE INFORMES

Uruguay no firmó nada para recibir refugiados

El Ministerio de Relaciones Exteriores le contestó al senador nacionalista Luis Lacalle Pou que no hay en la cancillería documento alguno que acredite que haya habido un entendimiento entre Estados Unidos y Uruguay para recibir a seis excautivos de Guantánamo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Los errores están repercutiendo en el bolsillo de la gente". Foto: D. Borrelli

"Se consultaron otras dependencias de la cancillería las que comunicaron que no cuentan con información ni ningún instrumento jurídico relacionado al traslado a nuestro país de las personas detenidas en la cárcel de Guantánamo", dice la respuesta de la cancillería al senador.

Los seis refugiados llegaron a Uruguay en diciembre de 2014 procedentes de Guantánamo, donde habían estado cautivos desde 2002. Su llegada fue consecuencia de un acuerdo entre el entonces presidente José Mujica y el mandatario estadounidense Barack Obama.

En la respuesta la cancillería adjuntó el acta de la Comisión de Refugiados que el 9 de diciembre de 2014 decidió por unanimidad darle la condición de refugiado a los seis excautivos.

La Dirección de Derechos Humanos y Derecho Humanitario del ministerio señaló que no tenía elementos para responder varios de los puntos que preguntaba el senador Lacalle Pou. La cancillería sí respondió que los refugiados no son objeto de ningún tipo de "monitoreo".

Uno de los seis refugiados, el sirio Jihad Diyab, está detenido en Caracas, Venezuela, en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia sin poder contactar a su abogado. Habría comenzado una huelga de hambre, según informó la agencia Sputnik que citó al activista argentino Andrés Conteris que está siguiendo la situación de Diyab.

Este está detenido desde hace cuatro semanas sin que se conozcan cargos en su contra. Se había presentado en el consulado uruguayo en Caracas, donde planteó su deseo de reunirse con su familia, a la que no ve desde 2002. La familia supuestamente iba a venir a Uruguay pero todo quedó sin efecto cuando Diyab decidió irse a Venezuela, atravesando el territorio brasileño.

En todo momento señaló que no quiere regresar a Uruguay. Su familia huyó de la guerra civil siria hacia Turquía pero luego habría vuelto a su país. Un hijo de Diyab murió en la guerra.

El sirio se desplazaba con muletas en Uruguay. También en Guantánamo ayunó varias veces en protesta contra su larga reclusión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)