OBRAS EN CIUDAD DE LA COSTA

Intendencia de Canelones autoriza polémico relleno de tierra en lago

Un grupo de vecinos que viven frente al Lago Pesquero en Ciudad de la Costa critica que una empresa saque tierra de predios de la Intendencia canaria. Con ese relleno, que estaría contaminado, piensan ganar espacio para construir un proyecto de cinco torres en una zona natural.

Las familias que viven en las casas ubicadas en la calle lateral de Avenida Giannattasio tienen al lago Pesquero como patio trasero de su casa. Foto: Francisco Flores
Las familias que viven en las casas ubicadas en la calle lateral de Avenida Giannattasio tienen al lago Pesquero como patio trasero de su casa. Foto: Francisco Flores

Peces, tortugas, patos y gansos habitaban en un agua cristalina y paradisíaca del Lago Pesquero, ubicado en Ciudad de la Costa. Hace dos meses, el comienzo de las obras para un nuevo complejo de edificios que proyectan realizar en este lugar ha generado una contaminación inusitada del lago. Los vecinos denuncian a la Intendencia.

El proyecto Interlagos implica la construcción de cinco torres de ocho pisos que se ubicarán en una franja costera entre el Lago Pesquero y el Calcagno. Dada la magnitud de estas torres, es imprescindible rellenar con tierra hacia la zona interna del Pesquero, con el objetivo de ganar el espacio necesario para edificar.

Desde hace dos meses, decenas de camiones de la empresa a cargo de las obras llegan por día cargadas con toneladas de tierra. Esa travesía se puede observar desde los hogares de las 60 familias que viven en frente, sobre la Avenida Giannatasio, en casas que fueron construidas hace más de dos décadas. El fondo de esas casas es el lago, que hasta hace un mes y medio, cuando comenzaron las obras, era la piscina trasera y lujosa de estos habitantes.

Ese relleno es extraído de obras de saneamiento y de un predio de la Intendencia ubicado en la zona Norte, según manifestaron los vecinos. Esa tierra está mezclada con basura y otras sustancias contaminantes, agregaron.

Hay varias evidencias que lo explican. "El agua ahora es marrón, ya no nos podemos bañar más", comentó Verónica Álvarez, una de las vecinas que tiene una casa hacia el lago. Botellas, vidrio, plásticos y nylon fueron varios de los objetos que se vieron en las últimas semanas en el agua.

En los últimos dos meses han radicado denuncias en la Dirección Nacional de Medio Ambiente alertando sobre este tema. El organismo las ha derivado a la Dirección General de Gestión Ambiental de la comuna canaria. "Desde allí nos indican que este tema está en estudio pero no han dado respuestas aún y mucho menos soluciones", comentó Álvarez. Algunos han ido de manera presencial a la sede departamental para hacer más denuncias. "Pero en ningún momento han fiscalizado nada", agregó Juan José Methol, otro de los vecinos preocupado.

En los últimos dos meses ha aparecido basura que atribuyen al relleno que la empresa constructora está colocando. Foto: F. Flores
En los últimos dos meses ha aparecido basura que atribuyen al relleno que la empresa constructora está colocando. Foto: F. Flores

La Intendencia se ha limitado a limpiar el fondo de algunas casas de los vecinos, con el retiro de escombros y bolsas de basura. "Pero no hay solución de fondo (...) A mí me llegan hasta suelas de zapato", aseguró Methol.

"De la mía sacaron 20 bolsas. Ahora no se ven los residuos en el agua. Pero esto no es lo principal. La cosa es parar con ese tipo de relleno que está contaminando todo el lago", agregó María Isabel Porteiro, otra habitante de la zona.

Si bien les preocupa la situación del lago, también cuestionan la instalación de cuatro torres de edificios, que tendrán 180 apartamentos y que "nada tienen que ver con el entorno paisajístico" que históricamente caracterizó a la zona.

Estos edificios arrojarían sombra sobre las casas y especialmente sobre el lago. Según cálculos hechos por un arquitecto que vive en este predio, son 6.000 metros cuadrados que se verían afectados porque no se produciría la fotosíntesis del lago, necesaria para que siga existiendo.

Los vecinos piden soluciones para que no se pierda un ícono del barrio. Foto: Francisco Flores
Los vecinos piden soluciones para que no se pierda un ícono del barrio. Foto: Francisco Flores

Fuentes de la Intendencia de Canelones aseguraron a El País que el próximo jueves se reunirán nuevamente con los vecinos para escuchar sus reclamos. Consultado sobre de dónde sacan el relleno, un jerarca de la comuna prefirió no dar información, ya que —dijo— están preparando un informe para divulgar en los próximos días.

Lo advertido.

Este tema fue alertado por la comunidad científica. En un informe realizado por el Centro Universitario Regional del Este, tras un pedido del departamento de Desarrollo Ambiental de la Intendencia, se había advertido que las obras de relleno en zonas costeras "generan cambios significativos de la calidad del agua, afectando directamente a los organismos que allí viven así como el funcionamiento ecosistémico".

En ese mismo informe se sugieren medidas que busquen disminuir el impacto ambiental del lago. "Se aconseja fuertemente la promoción activa del desarrollo a mediano plazo de cobertura vegetal asociada a los lagos", señala.

Algunos vecinos cuestionan que estos edificios rompen con la morfología del entorno. Foto: Verónica Álvarez
Algunos vecinos cuestionan que estos edificios rompen con la morfología del entorno. Foto: Verónica Álvarez

Por la ley 15.903, los lagos forman parte del "patrimonio ecológico y paisajístico de la Micro Región de la Costa". En el programa del Costa Plan se advierte: "No se permitirá el relleno de sus bordes ni modificaciones de los espejos de agua, salvo en aquellos casos en que se demuestre previamente, a través del estudio y permisos correspondientes; que dicha actividad no afecta el sistema de drenaje pluvial ni el medio ambiente".

En la audiencia pública realizada el pasado 26 de octubre sobre la revisión parcial del plan de ordenamiento territorial (Costa Plan), varios vecinos le mostraron su preocupación por la contaminación del lago. Diego Basualdo, uno de ellos, dijo: "La tierra es sacada de las obras de saneamiento, existiendo estudios que indican que es material contaminado".

La Intendencia de Canelones contestó que las autorizaciones para hacer esos rellenos deben tener un análisis del material a utilizar. "Quien vaya a rellenar debe presentar la información que asegure que no es material contaminado y por ende que no va a generar impactos negativos en el agua ni en el entorno", respondió, según el documento.

Advertencia en otro lago de Ciudad de la Costa

No es la primera vez que se contamina un lago en esta zona. El primero fue el lago La Caleta, ubicado algunos metros al sur de este lugar. En 2015, los vecinos cuestionaron la colocación de este relleno.

Por eso, pidieron un informe ambiental a GEA, una consultora privada, que advertía de los problemas en este punto.

"El relleno provocará una reducción significativa de la relación entre el espejo de agua y la profundidad de la columna de agua, lo que posiblemente provoque una mayor estratificación, aumente los procesos anaerobios y la emisión de gases con olor desagradable", dice el documento. Y agrega que estas obras "provocarán en el mediano y largo plazo un daño grave e irreversible al medio ambiente".

En 2016, mojarras, pejerreyes y bagres aparecieron muertos en este lago. Una nota de Radio Monte Carlo de febrero de ese año asegura que se pudo constatar la presencia de materiales cerámicos, hormigón, varillas metálicas, cañerías de plástico y restos orgánicos de vegetales, y hasta concentración de coliformes fecales.

El dueño de una propiedad aumentó el relleno tres hectáreas para venderlo y permitir la construcción de un complejo de edificios.

Edificios frente al lago para 180 familias

El proyecto inmobiliario en esta zona, llamado Interlagos, tendrá 180 apartamentos en cinco torres de hasta ocho pisos. Las casas que se construirán serán de uno, dos y tres dormitorios.

"En un punto inimaginable de los lagos de Carrasco entre Avenida de las Américas y Avenida Giannatasio, en un pasaje natural entre dos lagos, comienza a desarrollarse un nuevo concepto", señala en su sitio web.

El proyecto está siendo publicitado en redes sociales invitando a los interesados a comprar. Los apartamentos de un dormitorio tienen un tamaño de 72 metros cuadrados que incluyen terraza, lavadero y un baño. Los de dos dormitorios son de 110 metros cuadrados con las mismas características. El de tres dormitorios posee dos baños y una terraza con parrillero. Su extensión es de 140 metros cuadrados.

Algunos vecinos cuestionan que estos edificios rompen con la morfología del entorno, ya que —entienden— es adoptar el modelo de construcción de Pocitos en un entorno natural.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados