POLÍTICAS PÚBLICAS SOBRE ANIMALES

"La IMM no hace nada por el bienestar animal; solo seminarios"

Pese a la obligatoriedad, sólo hay 4.438 perros con chips en todo el país.

Perros callejeros o jaurías que asolan predios de ganado incidieron en los cambios.
Foto: Archivo

Un seminario sobre "Manejo de las poblaciones caninas, bienestar animal, tenencia responsable y su importancia en la salud y convivencia social", que se llevó a cabo ayer en la Intendencia de Montevideo, fue objeto de críticas de parte del diputado y veterinario Gastón Cossia, que calificó la actividad de "totalmente paradójica".

El seminario fue organizado por la comuna y la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba).

A juicio de Cossia, "después de nueve años de aprobada la Ley de Bienestar Animal y Tenencia Responsable, a seis años de crearse la Conahoba, que fue sustituida por la actual Cotryba, seguimos en apuntes, diagnósticos y seminarios. Los resultados siguen siendo nulos", expresó.

"No hay ninguna política pública referida a ese tema: el registro de canes tan difundido mediante la colocación de microchips, fue un fracaso rotundo", sostuvo.

En los hechos, hoy sólo hay 4.438 perros registrados en todo el país, admitió el gerente de la Cotryba, Julio Pintos, cuando compareció el 9 de mayo ante la Comisión Especial sobre Tenencia Responsable y Bienestar Animal de la Cámara de Diputados. Se estima que en Uruguay hay 1.750.000 canes.

Cossia prosiguió enumerado "las falencias", principalmente de la comuna: "La IMM organiza este seminario cuando no cuenta con ningún programa de bienestar, ni de protección, ni de salud animal. Es la única capital latinoamericana que no tiene ningún programa concreto sobre el tema: no tiene un refugio, no tiene un centro de atención para animales de compañía, no realiza castraciones gratuitas, no tiene programas de vacunaciones, ni programas para los caballos que cinchan de los carros. Entregaron seis motos a los recicladores a cambio de seis caballos, y se les murió uno al mes", sostuvo el diputado nacionalista, y agregó que "hoy sigue habiendo miles de carros con caballos circulando en forma irregular por Montevideo".

El diputado insistió en sus críticas a la Intendencia recordando que "hay más de 300 animales encerrados en un zoológico que está clausurado hace tres años".

Sin refugios.

Por su parte, Julio Pintos, gerente de Cotryba, admitió que por el momento "no existen refugios estatales" para tener a los perros abandonados, ya que "no está claro que contribuyan a que la gente asuma la responsabilidad de no reproducir más a los perros".

"Creemos que en algunos casos puede llegar a ser contraproducente debido a que la gente —irresponsable— puede pensar que como hay un refugio, alguien se va a ocupar de los perros que abandonan", aseguró. Explicó, a su vez, que esa iniciativa tiene "un altísimo costo". Por ello, dijo, se centrarán más en la política de adopción.

"Vamos a ver si este año podemos largar el plan nacional de adopciones", adelantó.

El jerarca también informó sobre la cantidad de castraciones que se han hecho junto con la Intendencia de Montevideo. "Fueron 150 en diciembre", pero aclaró que están "próximos" a firmar otro convenio con Zoonosis para realizar más.

Con respecto a ese tema, el diputado Cossia subrayó que en otros departamentos se han realizado muchas más castraciones que en Montevideo.

"En Maldonado, por ejemplo, la Intendencia financia siete mil castraciones por año con el dinero que recauda de los contribuyentes de ese departamento. Canelones tiene proyectado financiar más de 3.500 castraciones por año y Flores financia 1.000", dijo.

Cossia aseguró que "Flores tiene más políticas de bienestar y de salud animal que la Intendencia de Montevideo, donde hay cerca de 800 mil perros".

Según explicó, el gobierno departamental de Flores "le paga la ración, la luz y el agua a uno de los refugios que hay allí y que es gestionado por una ONG, mientras que en Montevideo uno no sabe qué hacer cuando encuentra a un animal en la calle, más que llevarlo a los refugios particulares que están completamente saturados", dijo el veterinario.

"Problema de comunicación"

"Creemos que hubo un problema de comunicación en relación con el microchipeado de los perros", admitió el gerente de Cotryba, Julio Pintos. "La gente piensa que es para recaudar, pero nada más lejos. Es parte de un plan que incluye educación, control de la reproducción y comercialización de canes, entre otros planes", explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º