OBITUARIO

Falleció uruguaya clave en reimpulsar a Kosovo

Estuvo en el FMI, la ONU y ayudó en proceso de El Salvador.

Graciana del Castillo. Foto: El País

Economista con doctorado en Economía de la Universidad de Columbia -residió en Estados Unidos desde los 19 años-, ocupó lugares destacados en varios organismos internacionales, fue una de las principales para la región de una de las tres grandes calificadoras de riesgo y ayudó a salir de crisis (incluso guerras) a las economías de varios países. Esa es solo parte de la descripción que puede hacerse de la uruguaya Graciana Del Castillo que falleció el jueves en Nueva York.

Para sus tesis de doctorado y maestría tuvo como tutores a tres economistas que luego ganaron el Premio Nobel: Robert Mundell, William Vickrey y Edmund Phelps. “Creo que tuve muy buenos ojos para elegir a mis tutores. Y los sigo teniendo. Siempre que he elegido apoyar estudiantes les ha ido muy bien y eso es una gran satisfacción”, declaró en una entrevista con la revista Seis Grados de El Observador en 2013.

Del Castillo fue investigadora principal y directora asociada del Centro para el Capitalismo y la Sociedad en la Universidad de Columbia.

También fue economista principal de la Oficina del secretario general de la Organización de las Naciones Unidos (ONU) y luego se unió al Fondo Monetario Internacional.

La uruguaya era directora de riesgo soberano en Standard & Poor’s (S&P) cuando el 14 de febrero de 2002 la agencia estadounidense le quitó a Uruguay el grado inversor (aunque no trabaja con Uruguay por haber puesto esa condición a la agencia, coincidió con la decisión).

Pero una de sus tareas más llamativas ocurrió cuando asesoró en política económica al representante especial del secretario general de la ONU y administrador de Kosovo para impulsar la economía de ese país después de la guerra de los Balcanes. “Me acuerdo que llegué a Kosovo cuando acababa el bombardeo de la OTAN -entre fines de marzo y comienzos de junio de 1999- y en un mes, por decreto, hicimos toda la infraestructura de un país que no existía. Es muy estimulante ver cómo hay un impacto inmediato de tu trabajo”, recordó en Seis Grados. Además diseñó el programa de armas por tierra para El Salvador, que volvió a encarrilar el proceso de paz. “Eran negociaciones muy duras aunque trabajar con el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y ver toda la problemática fue muy interesante (...) cuando hay campos minados y una policía civil militarizada, es todo muy distinto. Teníamos que ofrecerle algo a la guerrilla en términos económicos para que fuera parte del proceso de paz”, había dicho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)