Participación del 10%

La descentralización llegó a su techo en Montevideo

Inscriptos para concejales vecinales no cubren el número de suplentes.

Participación: creados en 1993, los Concejos son una de las herramientas pilares de la participación social del Frente Amplio. Foto: archivo El País
Participación: creados en 1993, los Concejos son una de las herramientas pilares de la participación social del Frente Amplio. Foto: archivo El País

El 10 de agosto cerró el plazo para postularse a los Concejos Vecinales, elección que se realizará el 11 de noviembre junto con la votación del Presupuesto Participativo. La Intendencia de Montevideo se mostró satisfecha con el resultado de la inscripción de aspirantes: se presentaron 835 personas. Pero la oposición, por el contrario, entiende que la descentralización es un modelo agotado desde hace años. Y recuerda que fue necesario bajar la edad mínima para postularse a concejal vecinal —para atraer más gente— y que esas 835 personas no llegan a cubrir todos los cargos y sus respectivos suplentes. Más allá de las valoraciones de uno y otro lado, hay un hecho empírico: la descentralización tocó su techo.

"En los últimos veinte años, la participación ciudadana no ha superado el 10% (año 1997) de los habilitados para votar y el promedio se ubica en un 7%. La decisión de bajar la edad de votación permitiendo la misma a partir de los 16 años y de votar en forma conjunta los Concejos Vecinales y el Presupuesto Participativo desde 2008 no logró incrementar el porcentaje de participación de los montevideanos", declaró a El País el edil Daniel Martínez.

"Por otra parte, la propia Intendencia desmerece la importancia del modelo vigente, cuando decide asignar una cifra irrelevante de su presupuesto (1%) al financiamiento de las obras seleccionadas a nivel local en el marco de los Presupuestos Participativos. A ello hay que sumarle el agravante de que un porcentaje importante de las obras elegidas no son realizadas en tiempo y forma durante los dos años siguientes a su selección", agregó el legislador nacionalista.

El municipio que recibió mayor cantidad de postulaciones para la edición 2018 de los Concejos Vecinales fue el A, con 157 candidatos. Le siguieron el G con 124, el E con 115, el B con 97, el C y el D con 92, el F con 89 y el CH con 69.

Debilidades.

Según un informe elaborado por el edil Martínez, los Concejos Vecinales tienen varias debilidades: un bajo presupuesto para obras de interés local; escasa respuesta a los reclamos básicos de los vecinos; burocracia y trámites que demandan tiempo y dinero, y muy débil respaldo de las autoridades (jerarcas de la IMM y alcaldes)", entre otros.

"Luego de más de dos décadas de camino recorrido, muchos son los discursos y la retórica acumulada en esta materia, pero muy pocos son los avances concretos logrados, y a esta altura el modelo muestra signos evidentes de agotamiento. Por un lado, la IMM poco ha evaluado el funcionamiento y los resultados de la experiencia con una actitud de mejora, y menos aun las sucesivas administraciones del Frente Amplio han trabajado en adaptar el proceso a los cambios que se han producido en la sociedad en el último cuarto de siglo", dijo Martínez.

Campaña.

Miguel Pereira, director de la Unidad de Participación y Planificación de la Intendencia, informó que en el marco de esta elección se brindaron charlas previas en distintos barrios para explicar el funcionamiento de los Concejos Vecinales. En este sentido, dijo que se trabajó con más de 180 organizaciones e instituciones de la sociedad civil, y que se dio asesoría directa a vecinos.

Los Concejos Vecinales son órganos autónomos de participación, integrados por vecinos que trabajan de forma honoraria. Desde sus inicios tuvieron por cometidos, entre otros, asesorar al gobierno departamental en los principales temas de interés ciudadano y en los prioritarios de sus barrios.

Creados por decreto Nº 26.019 en el año 1993, fueron una de las herramientas pilares de la participación social del FA, enmarcadas en el proceso de descentralización que inició Montevideo en 1990.

Los Concejos Vecinales, en la nueva configuración de los municipios de Montevideo, cuentan con sus propias comisiones temáticas sobre diversos temas (cultura, comunicación, Carnaval, movilidad, medioambiente, seguimiento, etc.).

Funcionan como contralor de la gestión de los gobiernos municipales y participan en la elaboración de los Programas Operativos Anuales (POA), documento que plasma las acciones a realizar en el marco de sus competencias.

Martínez: "Evidencia desgaste del proceso"

Para la actual edición 2018, los inscriptos (835 personas), no alcanzan para cubrir los 499 cargos de titulares y sus respectivos suplentes. La cifra es inferior a los postulados en 2013 (985) y 2016 (978).

Según el edil Daniel Martínez (Lista 71), "no es una situación casual o de coyuntura, sino una evidencia clara del desgaste del proceso y de su pérdida de espacio" en la ciudad. "Marca la necesidad de que los actores políticos y sociales de Montevideo busquemos caminos de diálogo y consenso con el objetivo de lograr mejoras al modelo descentralizador hoy vigente, para ponerlo verdaderamente al servicio de los vecinos y que sea realmente una herramienta hábil para la solución de sus problemas, y poder así mejorar su calidad de vida", destacó el edil.

"La descentralización es una bandera histórica del Partido Nacional de los inicios del siglo pasado. Desde la Junta Departamental, en repetidas veces y en distintos momentos durante estos casi 30 años, el partido ha realizado críticas y aportes al modelo de la izquierda en Montevideo. Y los mismos no han sido tomados en cuenta", indicó.

"Los ciudadanos y los actores locales han ido perdiendo entusiasmo y compromiso con el proceso, fruto de los escasos resultados y de la confusión de roles que existe", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)