CIUDAD VIEJA

Estudiantes de Magisterio se movilizaron tras citación judicial por pintadas

"Nuestra lucha es justa y no se detendrá por acciones represivas que solo intentan infundir miedo en el movimiento social", expresó días atrás el gremio de estudiantes.

Estudiantes de Magisterio manifiestan en juzgado de Bartolomé Mitre. Foto: El País
Estudiantes de Magisterio manifiestan en juzgado de Bartolomé Mitre. Foto: El País

Estudiantes de Magisterio marcharon esta tarde hasta el Juzgado de Faltas, ubicado en la calle Bartolomé Mitre, tras una denuncia que hizo el Codicen por pintadas en la fachada de los Institutos Normales de Montevideo (edificio de Magisterio), realizadas el 14 de agosto, Día de los Mártires Estudiantiles.

Estudiantes de Magisterio manifiestan en juzgado de Bartolomé Mitre. Foto: El País
Estudiantes de Magisterio manifiestan en juzgado de Bartolomé Mitre. Foto: El País

La movilización fue convocada el sábado por el Centro De Estudiantes de Magisterio (CEM) para este lunes a las 13:30 horas en la Plaza Independencia por este caso. Desde allí partieron rumbo al juzgado y acompañaron esta movilización con un paro vespertino.

Todas estas medidas fueron para "acompañar a tres compañeras citadas al Juzgado de Faltas", que deberán declarar a las 15:00 horas.

El gremio estudiantil había denunciado el 18 de agosto en redes sociales que pocos días antes habían pintado los muros de la fachada de los Institutos Normales, "los cuales hace más de 20 años son pintados por el centro de estudiantes". Una de las consignas que pintaron fue "si no hay educación para el pueblo, no habrá paz para el gobierno".

En sus redes sociales, los estudiantes relataron que cuando estaban terminando las pintadas quedaron tres estudiantes. "En ese momento llegó un patrullero y una oficial entró al instituto a hablar con la directora. Al salir, la oficial explicó que desde Dirección no se iba a hacer la denuncia pero que el CODICEN sí había denunciado y por eso tenían que llevarse sus datos personales. Sin embargo, aseguró que era algo protocolar y que no iba a pasar nada", indicaron.

Un día después, señalaron, las estudiantes recibieron una llamada para para presentarse en la seccional. El 17 de agosto fueron citadas al juzgado de faltas para esta jornada.

"Queremos denunciar públicamente este atropello a la libertad de expresión. No permitiremos que se siga avanzando en la criminalización de la protesta. Nuestra lucha es justa y no se detendrá por acciones represivas que solo intentan infundir miedo en el movimiento social. No lograrán censurarnos", remarcó el gremio estudiantil, que remató el mensaje señalando: "¡Seguiremos defendiendo nuestros reclamos en los muros, las plazas y las calles!", agregaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error