SALUD

"Me niegan la oportunidad de vivir": hombre reclama que el Estado le niega medicamentos

Luis Esteves tiene 38 años y fue diagnosticado con cáncer. Tras una operación logró curarse, pero la enfermedad podría volver. Para evitarlo debe acceder a un medicamento de alto costo que le fue negado por el MSP tras una apelación. "El Estado me quita el derecho de vivir", asegura.

Hospital. Foto: Wikimedia Commons
Foto: Wikimedia Commons

Le dijeron que no, que por la falta de recursos económicos y científicos no iban darle los medicamentos que necesitaba. Le dijeron que no y con esa respuesta le pusieron una fecha límite a su vida, o al menos así lo sintió Luis Esteves, diagnosticado con cáncer en los ganglios luego de que le detectaran un melanoma cerca del pezón izquierdo. Tras una operación lograron que el cáncer se fuera, pero por las características que tiene puede volver.

"Existe una medicación avalada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) que para mí caso sería curativo, en el sentido de que me baja más de un 50% las posibilidades de volver a tener cáncer. En la etapa que estoy podría tomarlo ahora y las chances de volver a tener cáncer bajarían un 50%, pero si no lo tomo entonces el cáncer puede avanzar y ahí solo me servirían tratamientos paliativos que sirven para alargar la vida, pero no cura", explicó Esteves, de 38 años, a El País.

Dabrafenib y Trametinb son dos medicamentos difíciles de pronunciar y difíciles de acceder. Se deben tomar juntos para que cumplan el efecto que necesita una persona que busca curarse, que busca que su vida no tenga los años contados. Cinco años exactamente si no inicia el tratamiento, según contó Esteves.

Él quiere comprarlos porque quiere iniciar el tratamiento, que dura un año, para que las posibilidades de curarse se incrementen y porque es el que su oncóloga le recomendó para su caso. Quiere comprarlos pero no tiene los US$ 5.000 que tiene que pagar mensualmente, lo que implica un gasto total de US$ 60.000.

Fue a la Justicia para pedir ayuda, una ayuda que consiste en el abono total del Dabrafenib y del Trametinb. La primera sentencia resultó favorable lo que implicaba que el MSP debía darle lo que pedía, pero la cartera apeló y después de que se asignó un tribunal, con tres votos a favor y dos en contra, se decidió revocar el fallo o, en otras palabras, se decidió no darle el dinero para los medicamentos.

Por la vía jurídica queda una opción: ir a juicio ordinario. El proceso puede llegar a durar aproximadamente dos años así que la abogada de Esteves solicitó que durante ese tiempo se le otorgue el medicamento como medida cautelar, pero no aceptaron. “Para el resultado voy a llegar tarde”, aseguró a El País.

Esteves dice que no entiende: "Me niegan la oportunidad de vivir, en realidad me niegan la oportunidad de curarme", dice. 

Lo mismo, asegura, piensan los doctores que consultó. “Ellos lo ven desde el punto de vista médico y no lo pueden creer: Me dicen 'vos sos joven, sos productivo'. Me hicieron un montón de estudios para saber si me podían dar ese medicamento y cumplo con todas las condiciones, no estoy afuera de la regla en ninguna. Pero tres jueces determinaron que no”, dijo y agregó: “No entiendo cómo tres personas pueden decir ‘no, usted no se puede curar, usted va hasta acá’”.

Lo que más le preocupa son sus tres hijas de seis meses, dos y seis años, pero piensa que es más difícil para sus padres que “tienen un hijo que saben que se les va a terminar yendo”.

Durante este tiempo varias cosas cambiaron, empezando por su trabajo. Esteves se desempeña como chofer de aplicaciones y el brazo en el que le realizaron la operación donde se produjo la metástasis se le cansa con facilidad y tuvo que reducir la cantidad de horas laborales. Además ahora los turnos tiene que hacerlos lo más cercanos a la noche porque el sol en estos casos no es un buen amigo, explica.

El tratamiento al que quiere acceder lo ayudaría a que su vida fuera más parecida a la que tenía antes de que le detectaran el cáncer.

La sentencia.

El tribunal que estudió su caso se componía de cinco jueces, tres que votaron a favor de la revocación de la sentencia y dos que consideraron que el Ministerio de Salud Pública debía dar el dinero para los medicamentos. 

El argumento otorgado por los jueces que votaron a favor se resume en que:

"Los derechos sociales de contenido económico, pueden ser limitados por razones de interés general (art. 7 de la Constitución de la República). Y, una razón presupuestaria -la disponibilidad de recursos- es una razón de primer orden para limitar un derecho de este tipo. El argumento de que las razones 'meramente económicas' no puedan esgrimirse para limitar derechos no parece que pueda ser llevado hasta sus últimas consecuencias".

Por otra parte indicaron que la Cátedra de Oncología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (UdelaR) propuso "alternativas terapéuticas" para el subgrupo de personas con las mismas características de Esteves.

Se explica que el ministerio incorporó un conjunto de medicamentos que "por razones científicas y de costo-eficacia" podrían sustituir aquellos que fueron pedidos por Esteves, ya que la cátedra planteó que eran alternativas terapéuticas para la misma patología, según se explica en la sentencia.

En la misma línea se expresó que la defensa de Esteves no probó mediante razones científicas, porque no hubo pericia, que los medicamentos incorporados por el MSP no son "idóneos para el tratamiento de la enfermedad que padece".

Sin embargo los medicamentos que le ofrecen, expresó Esteves, son para personas que en este momento tienen la enfermedad y son paliativos, "el resultado final sería la muerte, pero te alarga la vida". 

Su caso, añadió, es diferente: en este momento y tras la operación él no tiene cáncer, el tratamiento que le recomendaron sus médicos funciona como un "curativo" que lo ayudaría a que la enfermedad no vuelva. "Para darme los medicamentos que me recomiendan tendrían que esperar que a mí me vuelva y me avance la enfermedad". 

"El Estado me quita el derecho de vivir, me quita el derecho de curarme, me lo quitaron y no entiendo por qué", consideró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)