JORGE FAURIE

"Represión llevó al cambio de Uruguay"

Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Faurie. Foto: AFP

—Tras la suspensión de Venezuela, ¿qué más dientes puede mostrar el Mercosur?

—Dientes en el sentido de morderlos, no tenemos. El Mercosur no es un proceso de integración militar. Cuando Venezuela se acercó al Mercosur fue una decisión de tipo político más que económico-comercial. Y lo que hemos hecho hoy fue una decisión de tipo político; es marcar internacionalmente que Venezuela está aislada en su región. Los instrumentos que tenemos son estos; esto es lo máximo que tiene el Mercosur.

—¿La salida de Maduro no es una condición sine qua non?

No es una condición sine qua non si él ofrece las condiciones para que se produzcan estos cambios y que todo sea validado en un proceso eleccionario. Esa es la visión de la Argentina: respeto a las instituciones, la libertad de los presos políticos y un proceso eleccionario. Es lo mismo que ha dicho el Papa. La solución pasa por generar una transición que se valide en un proceso eleccionario. Podrá ser que en ese proceso, si es legítimamente convocado, Maduro sea revalidado. Lo que pedimos los países de América latina es que Venezuela respete su Constitución, que haga un proceso eleccionario que legitime las opciones con claridad, y que en ese período no se mate, no se reprima, no se encarcele a los opositores.

—El gobierno argentino actual ha sido muy duro con el régimen de Maduro desde el principio. ¿Cree que esta decisión del Mercosur llega tarde?

Las cosas se hacen cuando se pueden alcanzar. En el Mercosur buscamos generar un diálogo dentro de un tiempo prudencial; la de hoy no es una decisión que se tomó de ayer para hoy, hace prácticamente un año que la Argentina viene orientando a Venezuela hacia el diálogo. Pero cada mes que pasó hubo un agravamiento. En abril tuvimos que abrir el proceso de consultas porque Venezuela se apartó del Protocolo de Ushuaia. Pasaron cuatro meses más, en Mendoza apelamos de vuelta a que no hicieran actos que pudieran dividir aún más a la sociedad, como pidió el papa Francisco. Pero realizaron las elecciones para la Constituyente y ahora la instalaron.

—¿Qué sucedió para que Uruguay, que era el país que mantenía más reticencias, cambiara de opinión?

La evolución de los acontecimientos. En la cumbre de Mendoza, Uruguay fue uno de los que pidió hacer un llamado claro para que no hubiera más actos agravatorios. Uruguay es un país con una tradición democrática y republicana muy acentuada, que tiene un frente político asentado sobre los valores de izquierda, pero como ellos dicen, ser de izquierda no es ser antidemocrático, ser de izquierda significa respetar las libertades. Al ver en televisión la represión del régimen venezolano, queda muy poco espacio para decir que no se va a defender la democracia en Venezuela. Eso es lo que ha pasado en los últimos diez días y que llevó al cambio de Uruguay. Hay que reconocer que es una actitud de coraje de parte de Uruguay; desde una visión de una agrupación política de izquierda, preserva los valores más importantes que son la democracia, el republicanismo y el respeto a los derechos humanos. El propio José Mujica respaldó al presidente Tabaré Vázquez en esto. Esto habla muy bien de los uruguayos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)