COVID-19

Uruguay y Brasil analizan plan especial en frontera por el nuevo coronavirus

Ernesto Talvi y Ernesto Araújo están en contacto directo y constante analizando instrumentar un régimen especial de funcionamiento para la frontera.

El canciller, Ernesto Talvi, y su colega de Defensa, Javier García, ofrecieron una rueda de prensa anoche en la Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez.
El canciller, Ernesto Talvi, y su colega de Defensa, Javier García, ofrecieron una rueda de prensa anoche en la Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez.

Los cancilleres de Uruguay y Brasil, Ernesto Talvi y Ernesto Araújo, están en contacto directo y constante analizando instrumentar un régimen especial de funcionamiento para la frontera entre ambos países y el ejército norteño se encuentra en estado de alerta para implementar un eventual cierre de la misma.

Ambos ministros de Relaciones Exteriores están siguiendo minuto a minuto la evolución de la enfermedad en ambos países para tomar una decisión que permita evitar la propagación del coronavirus entorpeciendo lo menos posible la cotideaneidad de las ciudades fronterizas separadas solo por una calle, como Chuy-Chui o Rivera-Santana do Livramento, o por un puente como Río Branco-Yaguarón y Artigas-Quaraí.

Excepciones.

Talvi aclaró anoche en rueda de prensa, en tanto, que mientras dure este régimen excepcional producto de la pandemia a Uruguay podrán entrar uruguayos, residentes en el país y ciudadanos del Mercosur en tránsito hacia sus países.

Esto no rige para Brasil porque se tiene una frontera seca muy amplia y se está trabajando en un régimen especial por este caso, dijo el canciller.

Consultado acerca de en qué consistiría este régimen con Brasil, Talvi indicó que prefería “no ahondar” en el asunto porque se está en el medio de las negociaciones, a las que calificó como “de muy buen talante”. Las mismas, agregó, no involucran solo a las cancillerías sino que hay “toda una cadena de consultas que cada uno tiene que hacer hacia adentro para luego volver y tomar una decisión final”.

Las discusiones, dijo, van “muy bien rumbeadas” y se espera arribar a una fórmula que logre los dos objetivos perseguidos: proteger la salud de la población y también no ser “muy disruptivos” con los habitantes de las ciudades fronterizas.

Estado de alerta.

El 7° Regimiento de Caballería Mecanizado de Brasil se encuentra desde el viernes en estado de alerta a la espera de una orden presidencial para cortar el paso hacia el interior del país a la salida de Santana do Livramento, ciudad fronteriza con Rivera.

El comandante de esa repartición, teniente coronel Marco Andrade, dijo al portal brasileño aplateia que se aguarda la orden del presidente Jair Bolsonaro. “Nosotros estamos prontos aguardando las órdenes para cumplir la misión. Tenemos un pelotón bajo disponibilidad y otros dos preparados. En cuanto recibamos la orden estaremos en las calles”, dijo.

Según el militar, el cierre de la frontera se efectuará a través del vallado en las rutas BR 158 y 293 restringiendo la circulación de personas por ambas vías.

A todo esto, el Ministerio de Salud Pública uruguayo amplió ayer la nómina de países a cuyo regreso a Uruguay se deberá efectuar la cuarentena obligatoria. Son Argentina, Brasil y Chile con lo que totalizan 13 las naciones catalogadas como de riesgo.

Situación en brasil.

El número de muertes en Brasil por Covid-19 saltó un 63,63% en un día, desde 11 el viernes hasta 18 ayer sábado, la mayoría de ellas en el estado de San Pablo (15), cuya gobernación decidió decretar una cuarentena de 15 días a partir del martes para intentar frenar el avance del coronavirus.
En Río Grande do Sul, el estado brasileño fronterizo con Uruguay los casos de personas infectadas llegan a 60, se informó ayer. De esa cifra 36 pertenecen a la capital estadual, Porto Alegre, donde se constataron 36 casos. Otras diez ciudades gaúchas habían registrados casos positivos hasta ayer.

Según el último boletín del Ministerio de Salud de Brasil, además de las siete nuevas muertes, el número de casos confirmados de Covid-19 en Brasil saltó un 24,78%, desde 907 el viernes hasta 1.128 ayer sábado, con lo que la tasa de mortalidad por la pandemia en el mayor país se ubicó en el 1,6% de los infectados.

De acuerdo con el Ministerio, la enfermedad ya se ha extendido a 26 de los 27 estados del país tras la confirmación ayer de los dos primeros casos en el estado amazónico de Maranhao.

San Pablo, el estado más poblado y afectado por la enfermedad, ha registrado 459 de los 1.128 casos (el 40,69 % del total) y 15 de las 18 muertes (83,33 %). Las otras tres muertes se registraron en Río de Janeiro, el segundo estado más afectado, con 119 casos.

Tan solo en São Paulo se registraron este sábado seis nuevas víctimas, en su mayoría de pacientes con más de 60 años y alguna enfermedad preexistente, es decir que estaban entre los considerados grupos de mayor riesgo. (Con información de Efe)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados