INICIAN ACCIONES

Gobierno impedirá que personas que viven en la calle ocupen espacios públicos y privados

El gobierno resolvió que desalojará los espacios públicos y privados que sean ocupados por personas que viven en la calle. El tema fue abordado ayer en una reunión entre Larrañaga y Lacalle Pou.

Anoche, dos personas durmiendo en el barrio de Palermo. El Ministerio del Interior coordinará acciones con el Mides. Foto: Gerardo Pérez
Anoche, dos personas durmiendo en el barrio de Palermo. El Ministerio del Interior coordinará acciones con el Mides. Foto: Gerardo Pérez

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, resolvió con el presidente de Luis Lacalle Pou iniciar acciones para desalojar los espacios públicos y privados que estén ocupados por personas que viven en la calle.

Tras una reunión con el presidente en la Torre Ejecutiva, Larrañaga dejó clara la postura del gobierno. “Como hemos dicho en varias oportunidades, los espacios públicos no constituyen un derecho de vivienda, por lo cual procederemos con las comunicaciones a disponer que esos espacios no tengan la ocupación”, afirmó.

Para cumplir con ese objetivo, el Ministerio del Interior trabajará en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y buscarán ofrecer un lugar a esas personas que no posean vivienda.

De todos modos, el ministro recordó que es competencia del Ministerio del Interior desalojar y desocupar los espacios públicos y privados. “Hemos dicho que los espacios públicos no confieren un derecho de habitación. ¡No es un derecho, no lo es!”, enfatizó el ministro.

“El derecho que tiene ese ser humano es un derecho constitucional a la vivienda, a la vivienda digna. Y en esa línea vamos a actuar. Con el respeto, la ponderación y el cuidado del procedimiento del caso. Pero nos parece fundamental porque eso hace a la convivencia”, afirmó Larrañaga. “En una sociedad no se pueden tomar los pórticos de los edificios públicos o privados como lugar de habitación, extendiendo un nailon, un cartón o una lona. Esta es una realidad que todos tenemos que comprender y procurar ayudar”, agregó.

En esa misma línea, el ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol, se había referido al tema el lunes, cuando la prensa lo consultó por el fallecimiento por hipotermia de un hombre en la calle. Bartol aseguró que “se acabó” aquello de que “tienen derecho a estar en la calle” porque “la calle es una situación desgraciada y no es ningún derecho”.

“El derecho es a la vivienda, a tener un lugar acogedor. El cambio de actitud ha sido pedirle a todos los equipos móviles que insistan una y otra vez”, dijo Bartol el lunes en rueda de prensa.

El ministro aseguró que se generó un cambio para que la actitud sea de insistencia con respecto a las personas que están en la calle. “Es muy difícil contra la voluntad de una persona que se resiste”, admitió. “Yo creo que ya no queda ninguno mayores de 65 años o con problemas respiratorios que sigan en la calle”, expresó.

El Ministerio del Interior actuará en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social, según anunció Jorge Larrañaga. Foto: Gerardo Pérez
El Ministerio del Interior actuará en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social, según anunció Jorge Larrañaga. Foto: Gerardo Pérez

Al respecto, también realizó una crítica a la pasada administración y aseguró que es necesario aplicar recursos. “Durante cinco años el gobierno pasado no aumentó un lugar adicional y nosotros en cuatro meses aumentamos 400. Entonces es un tema de aplicar recursos, más que de decir discursos”, opinó.

Drogas.

Larrañaga también contó ayer que realizó gestiones para que agencias internacionales de seguridad, como la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), tengan participación en el país y apoyen en el combate al narcotráfico.

“Yo he hablado con las agencias. Quiero que quede claro que sí he hablado con estas agencias y me parece importante que también puedan estar en Uruguay, porque el país precisa tecnología, recursos para poder tener más efectividad en la lucha contra el narcotráfico”, aseguró el ministro en una entrevista con el programa radial Así nos va de radio Carve.

Jorge Larrañaga, ministro del Interior. Foto: Pablo S. Fernández
Jorge Larrañaga, ministro del Interior. Foto: Pablo S. Fernández

Larrañaga indicó allí que se trata de “contactos observados” que tienen la función de “buscar colaboración de todas aquellas instituciones” que permitan dar respuestas en el combate al narcotráfico.

El ministro también aseguró que tiene conocimiento de que la DEA se fue de Uruguay porque “no encontró respuestas en el gobierno anterior”, según información no oficial con la que cuenta. “Esa es la realidad y eso corre por mi cuenta. No es información oficial porque no la tengo, pero es mi opinión”, indicó Larrañaga.

“La DEA no se fue porque estaba solucionado el tema del narcotráfico en el país. Prueba de ello es que pasaron en el anterior gobierno por el puerto y el aeropuerto de Montevideo 4.000 y pico de kilos que desembarcaron en Europa”, expresó el ministro.

“La DEA trasladó sus dependencias a Buenos Aires porque, repito, nosotros tenemos información no oficial de que no recibía las respuestas que la institución de lucha contra el narcotráfico del gobierno de los Estados Unidos requería en el país”, agregó. “Si no libramos esta guerra con toda decisión, con todos los costos que pueda abrigar, vamos a tener numerosos dramas en la vida nacional en el futuro”, dijo Larrañaga. Después indicó que no se debe comparar la situación de Uruguay con la que se vive en México con respecto a la lucha contra las bandas.

Un muerto por hipotermia

Un hombre de 53 años en situación de calle murió de hipotermia el sábado pasado en Camino Castro y Agraciada, en el barrio de Paso Molino. Los propios vecinos habían llamado al 911. Según informó Telemundo, el hombre fue identificado por las huellas digitales. Sus familiares ya fueron contactados por la Policía y se iniciaron los trámites judiciales pertinentes. El ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol, indicó a Telenoche que el hombre había estado en un refugio. También señaló que desde el Mides se trabaja en un proyecto para dar lugar a personas en situación de calle en grupos más reducidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados