Informe sobre "Clima de inversión"

Empresas de EE.UU. preocupadas por ocupaciones

Informe evalúa como “rígida” la legislación laboral local.

Los sindicatos presionan al gobierno en pleno Mundial de fútbol. Foto: F. Ponzetto
Estados Unidos: ve al Pit-Cnt vinculado al Frente Amplio. Foto: F. Ponzetto

Un informe denominado "Clima de Inversión" elaborado por el Departamento de Estado de Estados Unidos (equivalente al ministerio de Relaciones Exteriores) que analiza el marco legal y regulatorio de decenas de países advierte que en Uruguay "los representantes del sector privado señalan que la estrecha relación de los sindicatos con el gobierno significa que los Consejos de Salarios tripartitos frecuentemente incrementan los salarios sin tomar suficientemente en cuenta la capacidad de las empresas para absorberlos".

El informe recuerda que Uruguay se colocó en el puesto 76 entre 176 países analizados para el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial pero que en el subíndice de relaciones laborales se ubicó 121 entre 137. Los autores del análisis señalan que "muchos inversionistas estadounidenses y regionales han mostrado preocupación porque los sindicatos uruguayos pueden ocupar lugares de trabajo y de esa manera parar la operativa con pocas repercusiones".

"Los sindicatos se hacen sentir y los conflictos laborales pueden escalar rápidamente con huelgas que afectan la productividad", agrega el informe.

El análisis destaca que las firmas de abogados que trabajan con las empresas estadounidenses les dicen que estas necesitan operar al menos dos años en el mercado local para establecer una base de clientes y un flujo de ingresos. Las empresas industriales estadounidenses pequeñas y medianas describen como difícil el ingreso al mercado uruguayo en algunos sectores de la economía, agrega el informe.

"En charlas con la embajada, propietarios de empresas y gerentes frecuentemente describen las leyes laborales locales como rígidas y muy pesadas", señala.

"Los sindicatos son nominalmente independientes del gobierno, pero en la práctica tienen una estrecha relación con la gobernante coalición Frente Amplio y posiciones clave en el Ministerio de Trabajo", advierte. Los jueces tienden a favorecer a los trabajadores en los juicios laborales asumiendo que son la parte débil.

Algunos grupos industriales también critican la lentitud del proceso para otorgar patentes que en promedio demanda diez años. El informe destaca que, en general, las empresas estadounidenses no identifican a la corrupción como un obstáculo para la inversión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)