FRENTE AMPLIO

Carolina Cosse, la ingeniera que eligió competir con foco en su lado B

Procuró contrarrestar su imagen de mujer dura, fría y distante, y proyectó una campaña sentimental.

Carolina Cosse. Foto: Marcelo Bonjour
Carolina Cosse, precandidata por el Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour

Carolina Cosse llega. Avanza como una novia por entre dos plateas que se ponen de pie, la observan con admiración y la aplauden. Algunos la tocan con timidez. Pero ella tiene la vista puesta en la fila de adelante, en una anciana flaquita, que gira el cuello buscándola. Cosse la abraza. “Esa es la madre”, se oye. Junto a la madre hay una joven. Ella le acaricia el rostro. “Esa es la hija”, dicen ahora.

Entre los militantes que se acumulan al pie del estrado, la mayoría son mujeres y hombres jóvenes. Detrás de ellos, sentados en primera fila están José Mujica y Lucía Topolansky: los últimos abrazos que la precandidata da antes de comenzar su exposición. Desde abajo la mira Dayana Pérez, 29 años, feminista, que lleva horas preparando los stand con folletos, stickers y listas de Cosse. “Porque es mujer. Primero entendí que había que apoyarla por eso. A ninguna se nos había ocurrido querer ser presidenta y ahora la ves a ella y una tiene esperanza de que el mundo cambió y que sí se puede”, opina.

Pero, ¿cómo configurar la novedad de una mujer precandidata, con su perfil enfocado en las ciencias, y combatir el prejuicio de ser una gestora “fría y distante”?

En Google, las búsquedas más populares quieren saber si Cosse tiene pareja e hijos; quiénes son; cómo se llaman; qué edad tienen. A los usuarios les interesó, incluso, saber de qué hombre es hija antes de buscar sus propuestas. “Tiene razón en decir que se siente invisibilizada porque ella se pasa lanzando propuestas y nadie las levanta”, opina Carmen Beramendi, exdiputada oficialista que integra la Lista Amplia.

El asunto es que es una mujer con historia política, pero no electoral. Por eso para Beramendi es fundamental que sienta el afecto de la gente para construirse como candidata y así poder sobrellevar el sacrificio que conlleva una campaña. Ella necesita sentir a la gente y la gente necesita sentirla a ella.

Carolina Cosse. Foto: Marcelo Bonjour
Carolina Cosse. Foto: Marcelo Bonjour

Al principio, cuenta Pérez, esto se sucedió con tropiezos. “No la asociábamos a la militancia y eso generó una distancia. En los comités somos de reunirnos un rato antes, sacarnos fotos, tomar mate, charlar; recién entonces empieza la conversación política, y luego de eso nos quedamos un rato más. Nos pasaba que ella era extremadamente puntual.

Llegaba, decía lo que tenía que decir, y se iba. Nosotros nos quedábamos medio helados; la gente le quería dar un beso y no sabía si hacerlo, si abrazarla. Pero eso se lo explicamos, lo entendió y cambió”. Silvana Ruggieri, coordinadora de la Unidad Temática de Género, recuerda la seguridad con la que dijo que ella estaba dispuesta a ser candidata.

“Siempre me llamó la atención esa mezcla de firmeza y timidez que tiene. Hay veces que te da una respuesta y te la corta, y vos no entendés por qué. Te dice: ‘Es que ya te lo expliqué’. Y es que tiene un discurso distinto al que estamos acostumbrados, no tan pedagógico, ni de alargar la explicación. Y eso te agarra desprevenida porque es nuevo. También a mí misma me pasaba que la acompañaba a los actos y la escuchaba hablar de innovación y tecnología, y pensaba: esos no son los temas de las mujeres. Sin embargo un día la vi vestida de trajecito y taco aguja dando una conferencia frente a empresarios y unos minutos después, se sacó la chaqueta y se puso unas zapatillas y estaba recorriendo barrios. Vi cómo pasaba de una faceta a la otra en minutos y quedé asombrada”.

Cosse usa un pañuelo con los colores del Frente Amplio. Es un regalo que le hizo una militante al comienzo de este viaje. “Sobre el mito de que es una mujer distante puedo visualizar por qué dicen eso, pero no comparto para nada las conclusiones. Se ganó ese mote porque no se calla nada y porque responde con firmeza. Pero yo creo que ella tiene un costado muy sensible y poético que no se conocía. Recién ahora se la empezó a mirar desde otro lado y no es que ella cambió su comportamiento, porque si algo nos propusimos fue no cambiarla en absoluto. Ella es tal cual se muestra”, dice Patricia Kramer, la jefa de campaña.

Para Beramendi esto se resume en que Cosse “no juega a la seducción”. Al menos no la seducción tradicional que conocemos de los políticos. Esto es lo mismo que percibió Sergio Miranda, militante por los derechos LGBT. “Yo me he abrazado con varios políticos pero no me pasó con ninguno lo que me pasó con ella. Ella te da un abrazo de verdad, los otros lo hacen para la foto. Por un lado está eso y por el otro es muy ejecutiva. Yo le quise enviar un proyecto y le pregunté a una de sus asesoras si lo redactaba en cinco carillas, en tres o en una: “en media”, me dijo.

Rossana González, una de sus asesoras de campaña, la conoció cuando trabajaban juntas en el Ministerio de Industria, Energía y Minería. “Es una mujer que te lee hasta la letra chica y tiene un hablar pausado, que a veces te parece hasta lento para la cadencia que estamos acostumbrados a escuchar en otros políticos. Yo entendí que eso es porque ella está escuchando y piensa qué responderte. Y si no lo sabe lo averigua, se documenta. Eso por momentos en la campaña lo transformaron en que respondía ‘no sé’. El propio contacto con la gente la llevó a tener mayor manejo de los temas. Ahora la veo tranquila y segura”.

La campaña de Cosse fue especialmente austera. No tiene local, sino un espacio que le cedieron en uno ajeno. No emitió casi propaganda y la poca que usó apeló a mostrarla en contacto con los votantes, recorriendo su barrio, su antigua casa. La muestran quebrándose y llorando al abrazar a los vecinos: el lado B de una carrera científica, o la gestora que se propuso salir de su laboratorio.

Gestión y liderazgo

Nombre: Carolina Cosse.

Nació: Montevideo.

Edad: 57 años.

Profesión: Ingeniera.

De profesión ingeniera, fue directora de la División Tecnología de la Información de la Intendencia de Montevideo de 2008 a 2010; presidenta de Antel de 2010 a 2015; y ministra de Industria de 2015 a 2019. Pertenece al Movimiento de Participación Popular. Es hija del actor Villanueva Cosse y la profesora Zulma Garrido, y tiene dos hijos.

ESPECIAL

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)