Durazno

Alcalde de Sarandí del Yi acusado de irregularidades

El Partido Nacional y el Frente Amplio efectúan denuncias.

La Policía trabaja para establecer lo ocurrido en la localidad de Durazno. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

El alcalde blanco del Municipio de Sarandí del Yi, Mario Pereyra, enfrenta acusaciones desde su propio partido y desde el Frente Amplio que lo implican en dos casos; uno relacionado a la compra de terrenos y otro, por ser permisario de taxis registrados ante el Municipio.

El jerarca niega las acusaciones y contraataca señalando que hay intencionalidad política, saliendo así al cruce de las posibles derivaciones, primero, de la comisión preinvestigadora impulsada por el legislador nacionalista Santiago Icasuriaga aduciendo que el alcalde y una escribana del municipio compraron terrenos "mediante engaños" perjudicando a una ciudadana local, y luego, sobre la investigación promovida por la bancada de ediles del Frente Amplio, referida a que Pereyra es permisario de un taxi en su ciudad y que podría favorecerse siendo "juez y parte", en caso de prestar servicios al Municipio.

Sobre la compra de los terrenos, Pereyra asegura que "es un tema netamente particular" y sostiene que fue uno, entre varios compradores.

El alcalde y la escribana formalizaron en enero pasado a través de su abogado, Álvaro Méndez, una denuncia penal contra la vendedora y contra un medio de prensa "sarandiyense", por difamación e injurias.

Lo que hace Pereyra, explicó Méndez a El País "es adquirir cuatro terrenos que estaban a la venta, un negocio entre particulares de terrenos que se vendían a viva voz, en un medio chico como Sarandí del Yi y que lo podría haber comprado el alcalde o cualquier otra persona, porque una tercera persona se los ofrece, incluso termina pagando más dinero que los compradores anteriores y los compradores posteriores al negocio de alcalde".

Para Méndez "no es el tema de la ética del alcalde, lo que está en tela de juicio al comprar terrenos, que podría haberlo comprado él o Juan Gómez; es que se utiliza el concepto de ética política para perjudicar a una persona que lo que hizo fue un negocio jurídico a vista y paciencia de la ciudadanía".

El caso tuvo su origen en diciembre de 2017, cuando el edil nacionalista Santiago Icasuriaga solicitó una preinvestigadora para indagar lo que consideró una compra lindante con la falta de ética.

La otra presunta irregularidad en la que se menciona a Pereyra, es la de ser permisario de un taxímetro que presta funciones en la ciudad de Sarandí del Yi, y que podría haber estado al servicio del propio Municipio, lo que Pereyra niega.

"El taxi lo tengo desde antes de ser municipal, en 1999, al que accedí por sorteo, nunca estuvo al servicio del Municipio o de la Intendencia, solo a particulares o instituciones privadas, no hay nada ilegal".

El edil Raúl Licandro, del sector Orejanos, transmitió que los taxímetros en Sarandí del Yi no cumplen la normativa vigente y que ello obedecería, deslizó, a intereses del propio alcalde en el tema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)