CONQUISTARON 5 PREMIOS EN EE.UU.

Oro para la arquitectura uruguaya

Un proyecto fue distinguido en Nueva York como el Nuevo Descubrimiento del Año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Proyecto Simbiosis. Foto: Estudio Martínez Rudolph Arquitectos

integrantes del Estudio Martinez Rudolph Arquitectos ganaron cinco premios en el American Architecture Prize, al cual fueron invitados a participar después de evaluarse su página web y sus proyectos.

Aunque Nicolás Rudolph se recibió en 2013 y Sebastián Martinez en 2016, en este certamen intervinieron en la categoría de estudiantes con proyectos que realizaron junto a otros compañeros antes de egresar de la carrera.

Rudolph y Martinez viajarán a Estados Unidos para recibir los diplomas que acreditan los premios. La ceremonia se desarrollará en el Museo Nacional de Diseño Cooper-Hewitt de Nueva York el próximo 25 de octubre.

Sus obras integrarán el libro del certamen, que se venderá en librerías y museos y circulará por una red de medios de arquitectura asociados.

Para Rudolph y Martinez se trata de una consagración que les permite seguir avanzando en un camino internacional, a la manera de los arquitectos Carlos Ott y Rafael Viñoly. De hecho, ya han vendido proyectos para Estados Unidos y están trabajando con varios estudios de arquitectura de España y Noruega así como en Paraguay.

Casa construida en Pinares de Punta del Este. Foto: Estudio Martínez Rudolph Arquitectos
Casa construida en Pinares de Punta del Este. Foto: Estudio Martínez Rudolph Arquitectos

Obras en su entorno.

En Uruguay, Rudolph y Martinez se han dedicado a hacer edificios de arquitectura corporativa, oficinas y showrooms, por ejemplo para despachantes de Aduana o para la empresa de videojuegos IronHide.

En el American Architecture Prize, una de las obras que mereció la plata en la categoría de arquitectura residencial ya había sido ganadora en 2012 del concurso de Arquitectura Rifa de la generación 2007. Es un proyecto colectivo en el cual intervinieron también Pablo Canén, Patrick Apolant, Joaquín López, Omar Vila y Leandro Villalba.

Según Rudolph, esta casa que se erigió en 2013 y quedó inaugurada en 2014 en Pinares de Punta del Este, "tiene un concepto muy sencillo; se construyó sobre un bosque de pinos marítimos, intentando tirar la menor cantidad de árboles. Se tomó la tipología de una H que abraza a los pinos en sus dos patios y está formada por dos volúmenes macizos: de un lado los dormitorios y del otro los servicios, como la cocina y el parrillero. En medio de los dos volúmenes se optó por un área pública del living comedor, bien transparente, con vidrios de ambos lados para integrar los dos patios".

Con Leandro Villalba, Rudolph perfiló asimismo la edificación Monumento, un centro cívico que ganó la plata en la categoría de Arquitectura Cultural del American Architecture Prize. Antes había sido el proyecto final de carrera de ambos y en 2013 los distinguió con una mención de honor en el concurso latinoamericano denominado Arquisur.

Un hallazgo.

En la categoría de Arquitectura Educacional, otra medalla de plata y una de oro correspondió al proyecto Simbiosis, que en Uruguay supuso la carpeta final de la carrera de estudiante de Sebastián Martínez.

Simbiosis se llevó además el premio al Nuevo Descubrimiento del Año 2016 en Arquitectura del Paisaje o Landscape. Martínez dijo a El País que el destino de esta obra es un centro de conservación de la biodiversidad, ubicado en Nuevo Berlín, en las cercanías del área protegida Esteros de Farrapos.

"La idea fue dar un soporte a estudiantes de la Facultad de Ciencias que están yendo a hacer análisis de muestras. También funciona como un centro de educación ambiental para la gente del pueblo. Por un lado tiene un área de laboratorios y talleres y por otro, un salón de usos múltiples. La idea es que funcione como un gran mirador, con espacios techados, sin paredes laterales, y una circulación paralela al Río Uruguay".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)