EPÍLOGO DE UNA TRÁGICA HISTORIA

Murió el uruguayo que estuvo tres años desaparecido en Argentina

Había sido encontrado en 2014 junto a una carretera gravemente herido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Llegó a Durazno luego de recorrer más de 800 kilómetros en ambulancia. Foto: V. Rodríguez

Me diste lo mejor mi niño, tu amor, tu luz y esa sonrisa que traspasa todo. Baila, canta, salta, viaja en plena libertad mi hermoso ser, mi hermano", escribió en su muro de Facebook, Valeria Cuevas, la hermana de Fernando, el uruguayo que estuvo internado como "NN" (persona sin nombre) durante 3 años en el Hospital Vidal de Corrientes.

La aparición de Fernando Cuevas, ocurrida hace tres años, conmovió a ambas márgenes del Río de la Plata. En ese entonces, este uruguayo que tenía 40 años y se encontraba desaparecido desde hacía casi cuatro, volvió a Durazno, su ciudad natal, reencontrándose con sus familiares y amigos.

Cuevas fue trasladado desde el hospital "J. R. Vidal" de Corrientes en una ambulancia facilitada por la Gobernación de la provincia, y llegó al hospital "Dr. Emilio Penza" de Durazno luego de recorrer más de 800 kilómetros.

La nutrida delegación argentina que arribó a Durazno en ese momento estuvo integrada, además de los médicos que acompañaron a Cuevas, por representantes de la gobernación, que se entrevistaron con el intendente, Benjamín Irazábal. El jefe comunal transmitió entonces en nombre del pueblo de Durazno el agradecimiento por la excelente disposición y el trato médico y humano del que fue objeto el paciente.

Una semana antes, Cuevas había sido ubicado a través de las redes sociales por una amiga de la familia, luego de que identificara su foto colocada en Facebook por los médicos que lo atendían en el hospital de Corrientes, a donde había ingresado en 2011.

El hombre presentaba graves trastornos motrices y dificultades para expresarse verbalmente, al parecer producto de una golpiza que habría recibido en el límite entre Argentina y Brasil.

En septiembre de 2011 fue cuando lo hallaron, vestido de mujer y con un papel donde aparecía un nombre. Lo llamaron "Wilson Pérez" desde entonces.

Uno de los médicos correntinos que atendió al duraznense exploró distintas alternativas para localizar a la familia del paciente.

Puso su fotografía en la televisión, chequeó con la Policía y en otros centros hospitalarios sin tener respuesta. Al final, resolvió ponerle el nombre del papel y le hizo un perfil en Facebook con la siguiente frase: "Voy cercano a cumplir los 3 años más largos de mi vida. Estoy esperando que alguien me busque o reclame por mí... Estoy en un hospital público llamado J. R. Vidal, de la ciudad de Corrientes, Argentina. Los médicos ya no saben qué hacer. Nadie sabe quién soy ya que no tengo documento conmigo, soy un NN. Me encontraron tirado al costado de una ruta casi muerto y quedé con secuelas. Agradezco estar vivo, aunque poco lo pueda expresar. Necesito la ayuda de todos para poder encontrar a mis familiares. Necesito a mi familia".

Prensa argentina.

El diario digital argentino "Corrientes Hoy" dio cuenta en las últimas horas de la muerte del uruguayo. Así recordó el medio de prensa del vecino país el hallazgo de Fernando Cuevas: "Nadie sabe exactamente cómo fue que este hombre terminó tirado en la frontera argentina. No podía hablar, casi no podía mover ni brazos ni piernas y no llevaba consigo ningún documento. Solo aquel papel que hizo que los médicos lo bautizaran Wilson Pérez".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)