Nuevas pruebas se entregan para acusar a la IMM por omisión

La Justicia desarchivó el expediente del Cilindro

El ex edil nacionalista Daniel Graffigna presentó ayer ante el Juzgado Penal de 7° Turno una ampliación de denuncia y solicitó la continuidad del trámite para investigar los motivos del desmoronamiento del emblemático techo del Cilindro Municipal, ocurrido el 21 de octubre de 2010.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Patrimonio perdido: Bomberos dio cuenta de varias irregularidades en él . Foto: R.Figueredo.

Entre otros motivos que habrían coadyuvado al colapso, se indica: el haber dejado encendida la red lumínica durante 8 horas, cuando no había sereno; la presencia de chapas alquitranadas con elevada carga de fuego muy cerca de las luminarias, defectos en los conductores eléctricos, y cables pelados, enroscados en las 256 lingas de acero que sostenían el techo, en un lugar sin la protección del retardante de fuego.

En 2008 Graffigna ya había advertido en la Junta Departamental de Montevideo sobre el peligro latente. En 2010 acusó penalmente por omisión a la administración del exintendente Ehrlich. En octubre de 2014 pidió que se desarchivara el expediente, cosa que aceptó la jueza Beatriz Larrieux

Por el peritaje de Bomberos y otras pruebas, Graffigna dijo a El País que "algunos funcionarios pueden haber incurrido en algún delito, fundamentalmente el de omisión".

Investigación cuestionada.

En el momento de caerse el techo del Cilindro se estaban realizando arreglos que costaron US$ 500.000 dólares. El retiro de los escombros después de la demolición total del estadio implicó un gasto de US$ 700.000. La IMM hizo una investigación administrativa que no reveló ninguna responsabilidad. Según dijo Graffigna a El País, en realidad "obstaculizó todas y cada una de las investigaciones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados