TRABAJADORES RURALES

El peón que fue golpeado por su capataz con un rebenque cobró su indemnización

Su abogado defensor criticó al Pit-Cnt porque lo "abandonaron" y no volvió a conseguir trabajo.

Hugo Leites, el peón que denunció una golpiza de su capataz. Foto: Francisco Flores.
Hugo Leites, el peón que denunció una golpiza de su capataz. Foto: Francisco Flores.

En la tarde de ayer y después de 17 meses de trámites judiciales, el peón rural Hugo Leites, que fue golpeado con un rebenque por el capataz del establecimiento agropecuario en el que trabajaba, logró cobrar la indemnización a la que recurrió su abogado defensor.

Si bien la suma de dinero que recibió fue menor a la que se solicitó en la demanda, es “bastante aproximada a lo que reclamó mi cliente y no los 40 mil pesos que se le ofreció cuando perdió su trabajo”, dijo el abogado Gabriel Cartagena, quien asumió la defensa de Leites.

El defensor realizó duros cuestionamientos al Pit-Cnt a nivel nacional, ya que, según afirmó, después de cierto tiempo se olvidó del apoyo que le había prometido al trabajador rural cuando ocurrió el incidente y el tema fue llevado a la justicia penal. En cambio, recordó el apoyo de la dirigencia local del momento.

Sobre las promesas de la cúpula directriz del Pit-Cnt, Cartagena dijo que podía señalar con total seguridad y convicción que “abandonaron” la situación del peón rural “y muchos políticos que se sacaron fotos en aquella conferencia de prensa cuando la denuncia penal, también se olvidaron que el trabajador debía seguir alimentando a su familia, pero las promesas que hicieron después de un año y medio ninguno de ellos la cumplió”.

Los honorarios y los gastos que generaron los trámites judiciales, más los traslados a Paysandú para pericias psiquiátricas de su defendido y viajes a Montevideo, los cubrió el trabajador. “Una de las promesas que incumplió el Pit-Cnt y el candidato presidencial del Frente Amplio Óscar Andrade, era el pago de traslados y estadía y hasta el día de hoy lo está esperando”, acotó Cartagena.

Asimismo, recordó que Leites, desde aquella agresión que terminó en una golpiza con lesiones en su cuerpo propinadas por el capataz del establecimiento, no ha conseguido trabajo a pesar de que se le prometió tanto por parte de algunos políticos como del Pit-Cnt insertarlo en el mercado laboral. “Le aconsejaron concurrir a cursos de capacitación del Inefop y fue con la esperanza de que lo que prometieron se iba a concretar pero hasta ahora su situación es la misma, sin trabajo y con una familia detrás”, dijo el abogado sobre lo sucedido con el peón rural.

Manuela Mutti, Hugo Leites y Daniel Diverio. Foto: Francisco Flores.
La diputada Manuela Mutti, Hugo Leites y el dirigente sindical Daniel Diverio. Foto: F. Flores.

Por el caso, fue procesado sin prisión el capataz que lo agredió, por un delito de lesiones personales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados