TRAS UNA DÉCADA

Padre de joven fallecido en incendio de cárcel de Rocha le pidió ayuda a Lacalle en una carta

A diez años de la mayor tragedia carcelaria del país, los padres de un joven de 19 años que murió durante el incendio piden ayuda para que el caso no prescriba.

Policías en la cárcel de Rocha. Foto: archivo El País.
Policías en la cárcel de Rocha. Foto: archivo El País.

Mario Barrios es el padre de Matías Barrios, uno de los reclusos que murió en julio de 2010 durante un incendio en la cárcel de Rocha. Diez años después pide justicia y le envió una carta al presidente Luis Lacalle Pou para que los ayude en el caso.

"Cuando vimos que podía prescribir el tema, cosa que a muchos dejará contentos porque hay muchos que están durmiendo con un ojo solo desde aquel día, no tuvimos otra idea de presentarle una carta al doctor Luis Alberto Lacalle", indicó Barrios al programa Arriba Gente (Canal 10).

El objetivo, indicó, "es intentar de alguna manera, con todo esto de la pandemia, que no prescriba mañana", señaló. El hombre aclaró que la misiva se envió en nombre de la familia Barrios y no del todo el conjunto de padres y madres de los reclusos fallecidos en el incendio.

"Lo que buscamos es intentar, ahora que se retomó lentamente toda la actividad judicial, si podemos presentar algo para que en definitiva no prescriba la causa", afirmó.

Matías Barrios había ingresado a la cárcel casi cuatro meses antes del incendio. El joven llevaba una bolsa de bizcochos con tres cigarrillos de marihuana escondidos para entregar a un recluso. Cuando la Policía lo detectó lo denunció y aunque los padres pidieron que se le dieran medidas cautelares, finalmente se le dictó prisión efectiva.

Los hechos.

El incendio que ocurrió el 8 de julio de 2010 y en el que murieron 12 reclusos, es considerado como la mayor tragedia carcelaria en la historia del país. 

En 2016, la magistrada Marcela López, quien archivó el caso, señaló en su fallo que "no puede perderse de vista que el incendio mismo ha sido causado por un caso fortuito (caída de una sábana o manta de uno de los reclusos de la celda sobre un calefactor); ni por el Estado ni sus agentes".

El hecho sucedió cuando uno de los 20 presos que se encontraban en una celda de siete metros de largo por tres de ancho, se movió de su cama dejando caer, sin buscarlo, una sábana sobre un precario calefactor que habían fabricado los propios reclusos para poder calentarse.

Son precisamente las condiciones en las que viven hoy los reclusos en Uruguay uno de los cambios que las familias de Rocha buscaban llevar adelante.

Los doce fallecidos y los ocho sobrevivientes de la tragedia.

Los 12 fallecidos del incendio fueron:

Delio Alegre, del Chuy, 43 años, procesado por rapiña.

Matías Barrios Sosa, de Rocha, 19 años; estaba preso por suministro de estupefacientes.

Edison Javier Nuñez Casuriaga, 20 años, rochense, procesado por homicidio.

Ariel Fernando Cardoso Velázquez, 25 años, vivía en La Paloma, estaba cumpliendo pena por suministro de estupefacientes.

Mario Fernando Martínez Maidana, de 25 años, procesado con prisión por receptación.

Jorge Luis Roda Acosta, de 19 años, nacido en el departamento de Rocha, procesado por rapiña.

Antonio Joaquín Cardozo Silvera, de 19 años, de Castillos, también cumplía pena por rapiña.

Julio César Da Silva Pereira, de 22 años, de procedencia brasilera, procesado por rapiña.

Luis Alfredo Bustelo López, de 40 años, montevideano, procesado por rapiña agravada.

Raúl Alejandro Gómez Recalde, de 25 años, oriundo de Castillos, se encontraba cumpliendo pena por rapiña.

Alejandro Rodríguez Cabral, de 26 años, nacido en el departamento de Rocha y procesado por homicidio.

José María Pereira Pereira, procesado un año antes por rapiña especialmente agravada.

Las ocho hospitalizados con quemaduras fueron: Alberto Rodas González, Adolfo Mederos Scantoni, Paulo Costa Pereira, Rubén Dario Damestoy, Fernando Méndez Rodríguez, Henri Laluz Fernández, Luis Alberto Acosta Pérez y Pablo Andrés Chapore San Martín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados