La Columna de Pepepreguntón

La fundieron

Es difícil de creer. Pero es cierto. Está probado. A base de pésimas decisiones, de gastar alegremente y sin control los dineros de los contribuyentes, de poner la billetera del Estado al servicio de la carrera política de una persona y de situaciones que deberá investigar la Justicia, el Frente Amplio logró fundir Ancap.

El año pasado lo negaban. Este año se negaban a que una comisión parlamentaria investigara la gestión. Ahora ya se admite que Ancap deberá ser capitalizada en la friolera de mil millones de dólares. Vuelva atrás. Sí, leyó bien. Mil millones de dólares. Un escándalo que deja petiso al escándalo de Pluna, el mismo del que la Justicia y el sistema político parecen haberse olvidado. Total, pagamos todos.

El expresidente Mujica logró el milagro de fundir durante su gestión a una empresa que, además de fijar el precio de los combustibles a su gusto y placer, vende la nafta más cara del mundo. Algo así como chocar una calesita.

No se invirtió. Se gastó más y más, sin pensar en las consecuencias. Se presupuestaba una cosa y luego se pagaba el doble. Hasta cuatro veces más. Se contrajo deuda que hoy no se puede pagar. ¿A quién le importa? Si después de todo la cuenta la paga la gente con sus impuestos.

Mil millones de dólares. Ni un presidente de los Estados Unidos gasta ese dinero en una campaña electoral. Pero en Uruguay ese dinero se puso al servicio de una candidatura. De la proyección nacional de un dirigente. Del armado de una estructura en todo el país que, finalmente, lograra posicionar a ese dirigente como compañero de fórmula de Tabaré Váz-quez en las pasadas elecciones nacionales. Mil millones de dólares al servicio de la carrera política de Raúl Sendic, de su lista 711 y de un proyecto electoral que, en 2019, debería llevar a este hombre al sillón presidencial.

¿Valió la pena? A priori habría que decir que sí. Sendic logró en junio de 2014 una altísima votación en las internas del Frente Amplio. Lo suficientemente alta como para que el MPP y sus aliados presionaran fuerte a Vázquez para que lo llevara de compañero de fórmula. Vázquez tuvo que ceder. Sendic es hoy vicepresidente de la República y presidente del Senado. Uno diría que, aunque ciertamente costoso, el plan ha venido funcionando.

Hasta que la oposición empezó a investigar. Y buscando, comenzó a encontrar cadáveres en los armarios. Fiestas millonarias. Obras que costaron muchísimo más de lo presupuestado. Pérdidas constantes. Publicidad en radios que ni siquiera existían. Un aparato propagandístico fastuoso, sin control, que muchos conocían y nadie denunciaba. Y todas las semanas una nueva revelación.

En el próximo año, las esquirlas de este tema llegarán a la Justicia. ¿Habrá ganas, esta vez, de llegar a fondo? ¿Estará nuestro Poder Judicial a la altura de las circunstancias? ¿Dará el sistema político, además de la Justicia, una señal clara de que no se pueden fundir una empresa pública y pasar la gorra al pueblo para juntar mil millones de dólares, sin que nadie pague, y en serio, por todo esto? - [email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error