SIGUEN MURIENDO LOS PACIENTES DE SALTO

Falleció la cuarta paciente que fue trasladada de Aldea de la Bondad

Pese a que siguen muriendo pacientes, los traslados seguirán adelante.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hay 47 pacientes más en Aldea de la Bondad que esperan nuevo destino. Foto: A. Colmegna

Falleció otra de las pacientes que fue trasladada desde Aldea de la Bondad en Salto hasta un centro de atención especializado en Montevideo el pasado 1° de diciembre. Esta es la cuarta muerte de un paciente luego de haber llegado a la capital.

Se trata de Blanca Sosa, una mujer de 38 años que había ingresado a la chacra de Salto en 1997, cuando tenía 19 años. Padecía parálisis cerebral profunda y había sido una de las 13 pacientes trasladadas en estado delicado, en un avión Hércules de la Fuerza Aérea.

De ese traslado, aún hay dos personas que siguen internadas en estado grave.

La mujer se encontraba en estado delicado desde hacía una semana. Estaba internada en el Hospital Español desde el pasado 8 de diciembre y no quería ingerir alimentos. Según trabajadores de Aldea de la Bondad, Sosa comía únicamente con una funcionaria y se resistía a que le diera alimentos otra persona.

Cuando la paciente ingresó al Hospital Español, los médicos verificaron que Sosa se estaba negando a comer. Este fue el motivo de su internación, informaron a El País fuentes vinculadas al centro asistencial.

De este modo, indicaron que el fallecimiento de la mujer se dio a causa de una insuficiencia renal severa que empezó en la tarde del jueves, constatándose su fallecimiento ayer a mitad de mañana.

"Por esto insistimos varias veces, dijimos que era peligroso, pero siguen sin darse cuenta, ¿cuántos más se van a tener que morir para que frenen de una vez por todas esta locura?", se preguntó el presidente del sindicato de Aldea de la Bondad, Fabián Medina.

Durante la tarde de ayer El País intentó comunicarse con autoridades del INAU, para saber con mayor exactitud sobre las circunstancias de la muerte de la paciente, pero no fue posible. La presidenta del INAU, Marisa Linder, se limitó a decir que "sale un comunicado en 10 minutos".

El escueto comunicado enviado a los medios de comunicación decía que "el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay, lamenta informar el fallecimiento de la paciente de iniciales B.S. de 36 años de edad que padeciendo encefalopatía crónica severa y fuera internada el día 8 de diciembre en el Hospital Español. La misma formaba parte del grupo de adultos que presentando discapacidades graves, fueron trasladados a Montevideo ante la rescisión del convenio de atención presentada por parte de la Fundación IMCOS a INAU".

Más traslados.

Lejos de suspenderse los traslados a Montevideo, el director departamental del INAU en Salto, Rodrigo Brol, informó a Radio Tabaré que los cupos para un próximo grupo de traslado de nueve personas ya están asignados y es inminente su partida.

Así mismo, Brol aseguró que se ha solicitado un amparo ante el juzgado penal para el retiro de los pacientes de Aldea de la Bondad porque los trabajadores dejaron en claro en las últimas horas que se resistirán a que sean trasladados a Montevideo.

"Ahora más que nunca nos vamos a resistir, van a tener que traer un buen equipo de Policías para sacar a los pacientes de ahí, van a tener que pasar por arriba de nosotros", señaló el dirigente sindical Fabián Medina.

Más allá de los que tienen cupos asignados en Montevideo, hay otros 47 que aún se encuentran sin destino. En este sentido, Brol no precisó cuál será el futuro de estas personas. (Producción: Luis Pérez)

Denuncian amenazas contra dirigente sindical.

El presidente del sindicato de Aldea de la Bondad en Salto, Fabián Medina, fue amenazado de muerte en las últimas horas por mostrarse en contra de los traslados de los pacientes. "Lo amenazaron y le dijeron que no entorpeciera la decisión del gobierno", informó a El País la abogada del dirigente, María Mezza. Aparte de las presiones constantes por parte de dirigentes políticos del Frente Amplio que confiesa vivir Medina, su abogada señaló que "también le tiran piedras en la puerta de la casa y le han pintado el frente de su vivienda".

Según la abogada, a Medina le dijeron directamente "que se salga del medio, porque si no va a terminar mal". El dirigente sindical informó a El País que en las próximas horas llevará a cabo una denuncia policial y judicial por las amenazas recibidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error