Para el presidente la compañía quiere escarmentar al país

Escrache de Vázquez a Philip Morris en la ONU

El presidente Tabaré Vázquez aprovechó la tribuna de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que le asegura una audiencia global, para lanzar un furibundo ataque contra la industria tabacalera y en particular contra Philip Morris, que hace años está enfrentada al Estado uruguayo al que cuestiona por su política contra el cigarrillo, diseñada por el mandatario en su primer gobierno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según Vázuqez, "no es ético" que los tribunales hagan prevalecer lo comercial sobre la salud.

"No estoy acá para hablar de los problemas del Uruguay", dijo Vázquez a poco de comenzar. Y tras mencionar que hace poco dejó su vocación natural que es la medicina, enfatizó que "la salud pública es un componente esencial de la soberanía de las naciones" y que se enfrenta "la realidad preocupante e inexcusable" de que, según la Organización Mundial de la Salud, las afecciones crónicas son hoy la principal causa de muerte (cáncer, diabetes, afecciones cardíacas). El cáncer le cuesta a América Latina unos US$ 4.500 millones anuales por concepto de estudios, consultas, diagnósticos, tratamientos, medicamentos y cuidados paliativos, y ese dinero podría volcarse a políticas sociales, subrayó el presidente. "De no adoptarse medidas inmediatas, para el año 2030, un millón de latinoamericanos morirá anualmente solamente de cáncer y más de siete millones de personas en el mundo morirán por esta enfermedad que es previsible y que diagnosticada a tiempo y tratada adecuadamente es curable. El cáncer en el mundo va a matar por año más personas que las que mató la Segunda Guerra Mundial", advirtió. Para Vázquez, se trata de una pandemia sin antecedentes.

Si no puede ver el video haga click aquí 

A su juicio, se debe regular los mercados del alcohol, el tabaco y las drogas "sin dogmatismo prohibicionista". Y luego disparó munición gruesa contra la que identificó como "vector" del vicio del cigarrillo: "la industria tabacalera internacional que para redoblar ganancias no tiene ningún tipo de prurito de matar a sus propios clientes".

"La voluntad política en este caso, más que un dilema ideológico, de derecha, de izquierda, de centro, es una cuestión ética; no es ético, señoras y señores, que en algunas circunstancias tribunales de organismos multinacionales puedan priorizar aspectos comerciales a la defensa de un derecho humano fundamental como es la salud y es la vida", advirtió. Y luego identificó a su enemigo utilizando la ironía. "Esto es lo que está sufriendo Uruguay. Una poderosa empresa tabacalera internacional, que voy a decir solo las iniciales, para no lesionar ninguna sensibilidad... Philip Morris, ha hecho una demanda internacional contra Uruguay por aplicar el marco de control de tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud. Uruguay está enfrentando esta situación. Quizás porque somos un pequeño país hemos sido elegidos para esta demanda. Quizás (la demanda) sea no solamente para castigar a Uruguay (...) sino para que otros países del mundo no sigan el camino que ha seguido Uruguay contra el tabaco", denunció entre aplausos.

Vázquez pidió "no resignarse a lo terrible" como la guerra, y la humillación de los pobres. Luego el presidente dijo que hablaría como latinoamericano, y destacó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba y la necesidad de levantar el bloqueo a la isla. Apeló al diálogo "sereno" entre Colombia y Venezuela para que superen sus problemas bilaterales. Se puso "a las órdenes" para colaborar en el proceso de paz en Colombia y para lo que el gobierno de ese país necesite.

"Que no haya niños muertos en las playas del mundo".

El presidente Tabaré Vázquez pidió apoyo a los países de la ONU para la candidatura de Uruguay a miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la organización para el período 2016-2017. "No los defraudaremos", aseguró. La postulación tiene como objetivo "aportar nuestros valores", entre los que mencionó el rechazo al terrorismo y a cualquier forma de discriminación. "Si continuamos destruyendo el mundo las futuras generaciones no tendrán dónde vivir (...). Prevenir es rechazar todo tipo de discriminación para que no haya niños muertos en las playas del mundo porque no tienen dónde vivir. Rechazar el terrorismo venga de donde venga. Prevenir es actuar con audacia y con sensatez en función de las generaciones venideras. No hay futuro sin presente y hay que actuar así", dijo Vázquez.

El presidente pidió que la reacción ante la crisis de los refugiados de Siria "no sea efímera, que no olvidemos esta tragedia que nos golpea y avergüenza, que actuemos con decisión y eficiencia en la búsqueda de soluciones al drama mundial del éxodo de millones de seres humanos (...) Uruguay, como nación nutrida por la inmigración y como pueblo que recibió la solidaridad internacional cuando la necesitó, se suma a ese deber inexcusable, es imperioso evitar que esta tragedia se repita, pero también es necesario enfrentar las causas que la motivaron, no solo en la salud siempre es mejor prevenir que curar", enfatizó el presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados