vea el video

Embajadora de Japón se lució en festival de karaoke

El concurso de karaoke de pop en japonés (J-Pop) llegó a su octava edición en Montevideo. En el escenario del Ateneo de la Plaza de Cagancha participaron anoche 19 jóvenes, ante una sala que se llenó con un público heterogéneo. La embajadora de Japón en Uruguay, Keiko Tanaka, valoró el crecimiento del certamen en los últimos años y el nivel de los clasificados.

"Karaoke es una cultura japonesa de recreación popular y hoy en día se ha difundido ampliamente, promoviendo la amistad entre todo el mundo, sin distinción de edad ni de sexo. Hace una semanas la Embajada de Japón participó en las actividades de Montevideo Comic y me ha sorprendido gratamente ver la cantidad de jóvenes que demostraban interés por el manga y anime japonés, y me sentí muy feliz colaborando con la caligrafía, porque la gente no paraba de solicitarme que escribiera sus nombres en japonés. También estoy muy feliz por la cantidad de uruguayos que se interesan por Japón a través del karaoke y anime, y por muchos que estudian el idioma para aprender más sobre mi país".

La embajadora explicó que asistió vestida con un kimono debido a que después del concurso tenía un compromiso oficial, y aprovechando eso eligió un tema tradicional para cantar a manera de apertura, por fuera de concurso, por supuesto.

La embajadora de Japón en Uruguay mostró sus dotes. Foto: G.Pérez.
La embajadora de Japón en Uruguay mostró sus dotes. Foto: G.Pérez.

En las bases, no había un límite de edad y se pedía que se cantara con pista en el género J-pop o anime song (canciones de series animadas).

En escena.

El karaoke en Japón forma parte de la cultura del eclecticismo y la adaptabilidad. Y si de adaptarse se trata, los jóvenes uruguayos, al momento de cantar "por fonética" el tema de una serie de dibujos animados o de una banda de pop desconocida afuera de Asia, demostraron su esfuerzo con calidad variada, pero también, en la mayoría de los casos, con un afán por divertirse incuestionable. Según allegados a la organización, algunos de los cantantes estudian japonés y se notó en las interpretaciones. Pero hay otros, que si bien cantan en japonés como Shakira en castellano, expresaron una dedicación y soltura que también debe reconocerse.

Entre varias historias acerca del origen del karaoke, una relata que surgió en un bar de la moderna ciudad de Kobe. El guitarrista que tenía que actuar se enfermó y el propietario decidió pasar grabaciones y ofrecer micrófonos a los clientes para que cantaran. Otros cuentan que el creador fue el cantante Inoue Daisuke, quien, en 1971, creó una máquina que reproducía grabaciones de sus canciones sin su voz.

La gran diversión.

Mientras en Occidente la moda de cantar siguiendo la letra que aparece en una pantalla aterrizó en bares y clubes, los karaoke japoneses son establecimientos grandes, con fuertes luces y música a tope. Tienen salas independientes, cada una con su máquina de karaoke para modular la voz, sofás y mesas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)