VEA EL VIDEO Y LA FOTOGALERÍA

Corte (de género) y quebrada

Más de 500 personas se reunieron ayer en la actividad denominada "Milonga Inadecuada" contra la discriminación realizada en la Plaza Fabini, donde el domingo 15 de marzo dos jóvenes fueron expulsadas del encuentro "Milongas del Entrevero" por bailar juntas.

Cientos se congregaron para bailar contra la discriminación. Foto: Marcelo Bonjour
Cientos se congregaron para bailar contra la discriminación. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Milonga inadecuada en la plaza Fabini. Foto: Marcelo Bonjour
Milonga inadecuada en la plaza Fabini. Foto: Marcelo Bonjour
"Milonga inadecuada" en Plaza Entrevero. Foto: Gabriel Rodríguez
"Milonga inadecuada" en Plaza Entrevero. Foto: Gabriel Rodríguez
La candidata a la IMM, Lucía Topolansky, también bailó con una mujer. Foto: Subrayado
La candidata a la IMM, Lucía Topolansky, también bailó con una mujer. Foto: Subrayado

Parejas del mismo y diferente sexo intentaron bailar en espacios reducidos debido a la gran cantidad de gente presente en la plaza.

Denisse Legrand, de Proderechos —una de las organizaciones convocantes de la actividad—, se mostró "gratamente sorprendida" por la concurrencia. "Nos queda más claro a todos que un acto de discriminación no es gratis, que hay una sociedad en contra de eso que apoya este tipo de iniciativas", dijo a El País.

El colectivo Ovejas Negras, que reúne a personas gays, lesbianas y trans (una de las organizaciones que llamó a concurrir a la "Milonga Inadecuada"), destacó que el encuentro "está lejos de buscar el cierre de cualquier manifestación cultural" sino que "por el contrario, pretende que ese tipo de espacios sean amigables hacia todas y todos". Gonzalo Collazo de esa organización dijo que "una cosa es sancionar las personas que tienen el derecho para usar el espacio público y no lo usan debidamente, otra cosa es suspender un espacio que tiene que ver con una actividad cultural que convoca a un montón de gente".

  

"Queremos que se entienda que quien tiene el permiso de usar un espacio público no puede hacer lo que quiera, tiene que respetar la normativa vigente y nuestro ferviente deseo es que haya milonga como hace muchos años y la gente pueda seguir disfrutando", acotó.

La candidata la Intendencia por el Frente Amplio, Lucía Topolansky, hizo una fugaz aparición en el encuentro, saludó a algunos de los presentes e hizo la mímica de que bailaba con una mujer, y luego con un hombre. Se fue rápidamente.

El candidato colorado del partido de la Concertación, Ricardo Rachetti, también estuvo presente y bailó varios tangos.

Debido al incidente, la Intendencia de Montevideo suspendió por tres domingos, hasta el 11 de abril, el uso de la Plaza Fabini a la agrupación "Yunta Brava", que integran Daniel Prates y Graciela Otero.

La resolución de la IMM incluye solicitar a los organizadores "que hagan público el reconocimiento del error cometido" y que participen "de acciones de formación en políticas de género e inclusión, las cuales serán coordinadas por la Secretaría de la Mujer" de la comuna.

Además, la IMM indicó que en el lapso entre el dictado de la resolución y la reanudación de las actividades, "se definirán las condiciones y el formato sobre el cual se trazará el diseño de las acciones a ser llevadas a cabo en el futuro bajo supervisión del Programa Tango en Obra, de la División Promoción Cultural del Departamento de Cultura" de la IMM.

Prates (ver recuadro), de 73 años, dijo a El País que está "viejo" para que le hagan esto y lo intimen a ir un curso así, pero aún no tiene decidido si lo hará.

El caso.

El pasado domingo 15 de marzo, Lucía Conde (profesora de tango) y Florencia Veiro, (gestora cultural) iban a un recital en la Sala Zitarrosa. Como llegaron temprano, decidieron cruzar hasta la plaza Fabini, donde se bailaba tango.

Comenzaron a bailar juntas pero a los pocos minutos se les acercó una mujer y les dijo que no podían bailar porque está prohibido que dos mujeres lo hagan. Le contestaron que seguirían bailando, a lo que la mujer les respondió que la Intendencia lo prohíbe.

Después, se sumó otro hombre, el que indicaron era Prates, "a meternos la pesada", recordó Lucía el lunes pasado.

Florencia acotó que esa persona les dijo que "maricones y tortas no pueden bailar". Ellas respondieron que estaban bailando en un espacio público, que no eran lesbianas y le preguntaron qué problema habría si lo fueran.

El hombre insistió y les dijo que tenía papeles de la IMM que avalaban su decisión. Más gente se sumó a la polémica criticando a las jóvenes, que dejaron de bailar y se alejaron unos metros para evitar más conflictos. Desde allí escucharon al organizador que hablaba a los presentes diciendo que había "niños y familias" y que dos mujeres bailando juntas era algo "inadecuado".

Ellas cruzaron a la Sala Zitarrosa y comunicaron lo ocurrido al director del lugar, Jorge Schellemberg, quien cruzó con ellas a la plaza a hablar con el organizador, a quien le planteó que no solo estaba mal lo que hacía sino que era ilegal. La reacción de Prates fue decirle que se vaya de la plaza e incluyó amenazas de mandarlo al hospital.

Todo esto fue comunicado por Schellemberg a tres autoridades de la IMM: el director de Promoción Cultural, Gonzalo Halty; el director de Cultura, Héctor Guido y la intendenta Ana Olivera, que consideró un acto de discriminación que merece "un urgente tratamiento".

Días después, tras analizar la situación, las autoridades de la IMM decidieron la suspensión de la autorización a Prates para el uso de la plaza.

Legrand informó que las dos jóvenes víctimas del acto de discriminación no iniciarán acciones legales por lo ocurrido. "Están contentas por la repercusión pero no les interesa violentar este espacio sino por el contrario que vuelva la milonga", a cuyos habitués no se les vio ayer en la plaza.

Edil blanco acusó a la IMM de "stalinista"

La próxima semana, en la Junta Departamental de Montevideo, el edil nacionalista Edison Casulo presentará un planteo en contra de lo resuelto por la Intendencia en relación a las milongas organizadas por el grupo Yunta Brava en las veredas de la Plaza Fabini.

"Le piden a la persona que la organización haga público el reconocimiento del error. Pero si hubo un acto de discriminación está la ley. Me asombra que la Intendencia diga que la organización tiene que participar de acciones de formación en políticas de género e inclusión. ¿Qué se está diciendo? ¿Que todas aquellas personas que tienen opiniones diferentes en otros planos, además de este, van a ser llamados a reformarse y reeducarse? Es una cuestión totalmente descabellada, es una práctica stalinista eso de reeducar a las personas para que piensen como nosotros. La sociedad de la libertad está siendo jaqueada", dijo a El País Edison Casulo.

El edil comparó lo acontecido con lo que podría pasar si a un conductor le da positivo el resultado de una espirometría. "¿Le aconsejará la IMM que vaya a Alcohólicos Anónimos? Yo puedo compartir un pensamiento pero no obligar a que todos piensen igual", agregó Edison Casulo.

"Integrar a los jóvenes de forma respetuosa"

Daniel Prates, "El Ñato", quien organiza los tradicionales encuentros de milonga en la Plaza del Entrevero con Graciela Otero, informó ayer a El País Digital que "debido a los acontecimientos que se suscitaron el 15 de marzo en tal evento con unas chicas que para nosotros se habían salido de nuestros códigos, los organizadores les llamamos la atención. Esto suscita un mal entendido de ambas partes, provocando enojo y disgustos. De ninguna manera el objetivo fue invadir derechos y los bailarines y espectadores que asiduamente concurren, en especial los jóvenes que, por suerte y para nuestra alegría, cada vez se acercan más y lo pueden atestiguar".

En este sentido, Prates sostuvo que lo que desea con su grupo "Yunta Brava" es "integrar a los jóvenes al grupo manteniendo de forma democrática y respetuosa cada uno de sus estilos" y dejar en claro que "evidentemente no fuimos entendidos o no nos pudimos comunicar o expresar correctamente".

Si no puede ver el video haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados