LA NUEVA GORLERO

La Calle 27, el nuevo polo gastronómico de Punta

Con locales impulsados por jóvenes, la zona sumó este año tres bares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Chupitos ofrecen tragos temáticos que asombran a los clientes. Foto: Studios Pixel Arte

Decenas de jóvenes se agolpan sobre Bigote. Otros tantos comen hamburguesas afuera de Betty’s. Algunas familias hacen cola para acceder a Fish and Chips y varios grupos toman cerveza en Capi. No son boliches, sino los nuevos bares de la Calle 27 que se ha transformado en un peculiar polo gastronómico de Punta del Este.

Desde Avenida Gorlero a la playa El Emir, los nuevos locales de "la 27" intentan romper las fórmulas "clásicas" de ir a comer. En algunos casos, con que no sea solo alimentarse y, en otros, con propuestas rupturistas para los jóvenes.

Este año abrieron tres nuevos locales en la única acera que no tenía hasta ahora sitios gastronómicos y en cuatro años pasó a albergar a siete. La visión de este lugar está proyectada por jóvenes: todos tienen entre 22 y 32 años.

Gisele Cancelarich (32) fue la primera que arriesgó con su local Fish and Chips. El espacio —que lleva el nombre de una costumbre británica— ofrece como especialidad la picada de mar para dos y jugos naturales.

Cuando decidió instalarse, nadie daba crédito de que le iría bien. "Me decían que fuera a La Barra, pero siempre me gustó la península. Para mí fue todo un desafío hacer que la gente doble en Gorlero para abajo", comentó Gisele.

Luego se abrió Crepas, que ofrece distintos gustos de los famosos creps franceses, Watashi, especializada en sushi, y Capi Bar que se distingue por las cervezas artesanales.

"Cuanto más locales haya, mejor. Nos sirve a todos porque más gente viene", opinó Gisele, quien año a año se supera. "De octubre hasta ahora vino el doble de gente respecto al mismo período del año pasado", dijo.

Del otro lado de la acera, esta temporada se inauguró Bigote, que no tiene puertas de acceso. Es una suerte de plaza de comidas abierta hasta la madrugada; el miércoles pasado recibió a 1.300 personas. "Si venís ocho y media de la noche, no se puede entrar de tanta gente que hay", dijo su dueño, Agustín Nicoletti (32) —esposo de Gisele.

"Nos sumamos a este proyecto joven, que es diferente, que tiene propuestas ", contó Agustín (32).

A dos locales de distancia está Bettys, liderado por Santiago Calandra y Agustín Jafif, hijo del alcalde de Punta del Este Andrés Jafif.

Este local aspira a transformar el concepto de comida rápida con una propuesta de pollo frito que, dicen estos jóvenes de 23 años, no existía antes en Uruguay. Cuando les tocó elegir emplazamiento no dudaron en sumarse a oferta de la Calle 27. "Nos instalamos porque es el lugar que se viene. Es la tendencia para la gente joven que sale a comer", expresó Santiago.

El último es Chupitos, franquiciado por Belén Reboledo (23) y Agustín Kunica (22), y abierto a fines de diciembre. Ambos son novios y estaban fascinados con el local argentino ya presente en varias localidades bonaerenses. Su especialidad: shots con gustos de todo tipo.

Querían llevar el negocio a Montevideo, pero Belén, que estudió Dirección de Empresas Turísticas, sugirió a su pareja hacerlo en Punta del Este porque el público argentino es el que más conoce la marca. En el futuro piensan también llegar a Montevideo.

El lugar elegido era donde hoy está Bigote, pero finalmente terminaron sobre el final de la Calle 27, frente a la playa. Para Agustín era "vital" situarse en esta vía. "Si estaba a tres cuadras no me la jugaba tanto porque era crear un nuevo punto de la nada", argumentó Agustín.

Según Belén, esta nueva arteria gastronómica se trans- formará en la calle de los jóvenes. "Igual que Pedragosa Sierra se convirtió en Bulevar Gourmet y la Calle 20 en tiendas", comentó.

Descontracturados.

Todos los dueños de los locales ponen el énfasis en el perfil "descontracturado" que buscan darles. En este sentido, coincidieron en que no importa la vestimenta ni con quién se está. "La gente puede hacer lo que quiera acá", dijo el dueño de Bigote. "Antes la gente que quería encontrar este tipo de lugares tenía que ir a La Barra, ahora está sobre Gorlero", concluyó Gisele.

ENTRETELONES

Paseo, cena rápida y una fiesta adolescente

Cada uno de los locales, con platos cuyos precios van desde 200 a 500 pesos por persona, ofrece distintos conceptos que evidencian un nuevo formato gastronómico en el balneario.

En Bigote, las personas pueden ir a tomar algo o comer en algunos de los food-trucks disponibles: hay bocatas, pizzas, calzone, picadas, chivitos. Pero a su dueño le interesa que si alguien quiere sentarse a charlar y no pagar también lo puede hacer. "Esto es como un paseo. Cualquiera puede venir. Es abierto a quien se le dé la gana", puntualizó.

En Bettys, por su parte, apuestan a que las personas puedan degustar algunas de sus comidas y llevárselas.

Mientras que Chupitos —que es solo para mayores de 18 años, aunque según informaron vecinos hay menores en la vuelta que intentan colarse— ofrece un gran clima de fiesta hasta las cinco de la mañana.

Allí hay shots de 150 gustos diferenciados entre suaves y fuertes.

Evalúan transformar la calle en peatonal

Los locales gastronómicos de la Calle 27 pidieron al Municipio de Punta del Este transformar la mitad de la calle en una peatonal, según informó a El País el alcalde Andrés Jafif.

La gestión está siendo analizada por el jerarca y sus concejales, y próximamente podría haber novedades sobre este tema.

"Hay que hacer un estudio y una prueba piloto", comentó Jafif.

Este proyecto, del que está al tanto el intendente de Maldonado, Enrique Antía, no implica obras y cortaría el tránsito desde Gorlero hasta la mitad de la Calle 27 ya que luego hay estacionamientos de edificios desde donde entran y salen autos.

Para que haya una autorización deberá existir una aprobación del cuerpo inspectivo y del departamento de Tránsito de la comuna.

Por lo pronto, para el alcalde sería "muy positivo" y "novedoso" para Punta del Este, nacería la primera calle peatonal del balneario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados