Lo acusan de minimizar los reclamos de más seguridad

Blancos llaman "atrevido" a Bonomi en el Senado

La comparecencia ayer del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores, tuvo momentos tensos. El senador nacionalista Javier García interpretó que el ministro no tomaba en serio los reclamos de más seguridad de la población y lo llamó "atrevido" por tres veces. Bonomi dijo que todo lo vinculado a las rapiñas era "complejo" y que era "poco serio" reclamar reducciones inmediatas, lo que provocó el enojo de García.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Bonomi

El senador blanco sostuvo entonces que desde que Bonomi asumió su cartera en 2010, las rapiñas se incrementaron 60% y que todo indica que este año llegarán a un nivel récord pese a que el gobierno se comprometió a reducirlas un 30% durante su gestión.

García dijo a El País que Bonomi "es un gran diagnosticador" y lo acusó de "burlarse" de los reclamos "legítimos" de la población. Según García, le preguntó a Bonomi por los plazos en que se lograrán abatir la cantidad de rapiñas, a lo que el ministro le respondió que no tenía plazos. El legislador blanco manejó cifras oficiales que indican que entre 2010 y 2014 las rapiñas pasaron de algo más de 12.000 a 20.000.

Bonomi dijo a los legisladores que se ha logrado abatir los plazos de respuesta al delito y que se focalizarán acciones en los "puntos calientes" de la zona metropolitana. Puso el acento en la "movilidad" de la delincuencia y en el buen resultado que se ha logrado con la instalación de cámaras en zonas comerciales. El ministro también señaló que el incremento en la cantidad de homicidios se explica por la rivalidad entre bandas que se disputan territorios. Y sostuvo que, desde el retorno a la democracia, solamente durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez se pudieron abatir las rapiñas.

El senador oficialista Rafael Michelini salió en defensa de Bonomi y señaló que hay "una batalla sin cuartel contra la delincuencia" que "en algún momento vamos a ganar". Michelini señaló que por eso el oficialismo insiste en darle a la Policía recursos humanos y materiales. "No inventamos a los delincuentes. Les estamos dando batalla permanentemente. Muchos delitos se aclaran. El ministro tiene vocación porque hay que estar en su lugar, pendiente de si hay un atraco o si matan a alguien", señaló.

Su colega oficialista Yerú Pardiñas cuestionó a García por criticar a Bonomi. "Es un grave error disociar la acción de la Policía de la del ministro, que es quien organiza y conduce", dijo Pardiñas a El País. La política de seguridad del gobierno "viene dando resultados", dijo, y pidió más involucramiento de la ciudadanía en el combate a la violencia doméstica y de género, y el cuidado de los bienes públicos.

"Hay un contexto regional generalizado en el que se incrementa la vulnerabilidad. ¿Cuáles serían los resultados si no se hubiera hecho todo el esfuerzo presupuestal hasta el presente?", se preguntó.

García insistió en que "Bonomi pide y pide más" y no obtiene resultados. También cuestionó que se insista con que la Policía cuente con medios aéreos porque eso puede suponer que la Fuerza Aérea pierda personal. Para García, la Policía debería hacer un convenio con la Fuerza Aérea para que la provea de esos medios cuando resulte necesario. "Es muy fácil no tomar en serio los reclamos cuando se tienen guardaespaldas", enfatizó García.

“El Guardián” ya está operativo

El subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, anunció ayer en Canal 10 que el sistema de software espía “El Guardián” ya está operativo. Se trata de una tecnología de avanzada para realizar escuchas telefónicas (autorizadas por jueces) e interceptar otras formas de comunicación entre personas investigadas por la Policía. Está en las etapas de prueba. “El Guardián” va a ir sustituyendo a los otros sistemas de escuchas que tiene la Policía”, agregó Vázquez. El sistema “graba, escucha, audita, registra”, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados