Era un ejemplar único basado en el dibujo de Demersay

Biblioteca de la IMM "perdió" busto de Artigas

El único retrato "en vivo" que se conoce de José Gervasio Artigas fue hecho en carbonilla por el médico francés Alfred Demersay, en su pasaje por Paraguay, hacia 1846 o 1847. Artigas era para entonces un hombre muy avejentado, que moriría tres años después.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El escultor también hizo el relieve del "Éxodo del Pueblo Oriental" de la sede del BROU. Foto: M.Bonjour.

Partiendo del boceto de Demersay, la imagen del prócer fue representada por muchos artistas; desde la adolescencia hasta la adultez, de frente y de perfil, con ropas civiles y militares.

La imagen de aquel Artigas anciano también fue motivo de inspiración para el escultor uruguayo Heber Ramos Paz (nac. 1924), quien luego de varias pruebas y estudios logró transformarla en un busto perfecto. El original lo donó a la Biblioteca Municipal Amado Nervo (ubicada en la calle Santiago Rivas al 1500, en la zona del Buceo), de donde desapareció aparentemente el año pasado.

El hecho se suma al robo en 2014 de una libreta que contenía escritos y bocetos del pintor Pedro Figari (que formaba parte del Museo Blanes) y al hurto, no menos sonado, de un óleo de Figari del propio despacho de la intendenta Ana Olivera. También a la pérdida de cuadros originales que el artista Artoxa donó a la Intendencia durante la administración de Mariano Arana y la "desaparición" de otros objetos artísticos e históricos.

La obra más representativa de Ramos es el relieve tallado en granito que lleva por título "Éxodo del Pueblo Oriental", inaugurado el 10 de septiembre de 1958 y adosado a la fachada de la sede del Banco República (foto superior) en la Ciudad Vieja.

El escultor obtuvo una medalla de oro en el Salón de Escultura de 1966, desbancando a otro connotado artista, el madrileño Javier Nieva, que se llevó la de plata. Su prolífica carrera se materializa en varias obras. Otra de ellas es el Monumento a la Madre de Durazno, que se logró a través de una campaña que contó con amplio apoyo popular, inaugurada en 1997.

Donación.

El escultor dijo ayer a El País que donó el busto para la inauguración de la biblioteca municipal, en la década del 60.

Según Ramos, se trata de un molde único en yeso con una pátina imitando bronce: la pieza original que fabrica un escultor para luego hacer los moldes y las copias en metal. "Lo hice para estudio de un busto de Artigas para la Escuela Industrial de Tacuarembó. Es sobre Artigas anciano, en base al dibujo de Demersay", explicó.

El escultor indicó que la pieza estaba en la sala de lectura de la biblioteca. "Me comunicaron que todavía no apareció", anotó.

Ramos explicó que el trabajo le llevó "mucho tiempo", porque lo hizo en base a estudios y pruebas de luces y sombras, para poder dimensionar el dibujo de Demersay. Indicó que existen otros bustos surgidos de ese boceto, pero que en muchos casos fueron hechos con "sentido artístico", lo cual puede hacer "una pieza hermosa pero que no garantiza el parecido".

"Me desagrada que haya desaparecido, porque es algo que yo hice especialmente para documentarme sobre cómo sería Artigas", reflexionó.

El dibujo de Demersay muestra a un Artigas ya en sus últimos años, en figura de medio cuerpo y de perfil hacia la izquierda, sentado en una rústica silla de la que se ve un trozo del respaldo. La parte anterior de su cabeza es calva, mientras que la posterior se encuentra cubierta por abundante cabello blanco que se prolonga sobre la descarnada mejilla y termina prácticamente ocultando la nuca.

Artigas por Demersay
Artigas por Demersay

Investigación.

El propio Heber Ramos hizo una solicitud de información a la Intendencia de Montevideo al amparo de la Ley 18.381 de acceso a la información pública. Esto derivó en una investigación administrativa que se inició en noviembre de 2014 y culminó ayer, sin hallar la obra escultórica. La Biblioteca Amado Nervo informó que el busto fue "solicitado en préstamo" por el Centro de Fotografía; sin embargo, esta última dependencia de la Intendencia de Montevideo respondió que tal solicitud "nunca existió".

Como corolario, la intendenta Ana Olivera resolvió ayer sancionar con cinco días de suspensión, sin goce de sueldo, a la directora de la biblioteca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)