Realeza

Meghan Markle: este despectivo apodo le pusieron los empleados de Kensington

La esposa del príncipe Harry pasó por distintas etapas de exposición pública, pero su lucha no era sólo con la prensa, sino también con los miembros del palacio

Meghan Markle. Foto: AFP
Foto: AFP

Meghan Markle y el príncipe Harry están alejados de la realeza y viven su propia historia familiar en una mansión de Los Ángeles. Sin embargo, todavía están en el centro de la escena, y se siguen conociendo nuevos algunos detalles de cómo era su vida cuando eran miembros activos de la corona británica: según un experto, dentro del palacio le pusieron un despectivo apodo a la duquesa de Sussex .

Tom Quinn, el autor de Palacio de Kensington: una memoria íntima de la reina María a Meghan Markle, afirmó que, cuando entrevistó a personas que habían trabajado en aquella residencia real con la exactriz de Suits, supo cuál era el nombre con el que la llamaban a sus espaldas.

En una entrevista con Fox News el experto real aseguró: "Le decían 'la duquesa difícil'. En un mundo como el de la corona británica, los apodos son inevitables, y la prensa es famosa por tomar un rasgo de alguien y explotarlo para vender más; pero esta vez vino de los propios trabajadores del palacio".

Esa forma de llamarla fue usada por los periódicos ingleses, pero según el experto provino de personal muy cercano a la familia real: "Sintieron que ella era demasiado exigente para ser una recién llegada , porque los llamaba por la noche o les enviaba e-mails muy temprano".

Sin embargo, el biógrafo también aseguró que cree que la falta de aceptación hacia la duquesa ocurrió porque tenían " formas diferentes de comprender la situación". "Ellos no estaban acostumbrados a que un miembro real actuara de una forma tan determinada; Meghan se propuso demostrar que le interesaba cada uno de los asuntos que le encargaban", sentenció Quinn.

"Quisquillosa y peleadora" fueron otros de los adjetivos que usaron los entrevistados del autor del libro para describir a Markle. Pero una vez más el experto retrucó esta versión con su propia hipótesis de lo ocurrido: "Creo que al principio todos la amaban, y ella se sintió cómoda y parte de la familia, entonces se propuso estar a la altura y dar todo de sí para hacer la diferencia".

"El verdadero problema es que ella es muy diferente. La prensa es muy poderosa en Gran Bretaña, y cuando la duquesa confesó que le había sido muy difícil soportar todo lo que habían dicho sobre su vida, volvieron a destruirla", argumentó Quinn.

"Inicialmente amaban a Meghan y eso realmente hizo que Meghan sintiera que era parte de la familia", dijo Quinn. "Pero cuando decidieron que la historia era aburrida ... enfatizaron que era difícil debido a esta diferencia".

Recordemos que la exactriz confesó en el documental Harry & Meghan: An African Journey: "Cuando conocí a Harry mis amigos estaban muy felices porque yo estaba muy feliz, pero también me dijeron: 'Estoy seguro de que es genial, pero no deberías seguir adelante, no lo hagas porque los medios británicos destruirán tu vida ".

Por último, el experto real aseguró que "la familia real está nerviosa " porque no saben cuáles serán los siguientes pasos de la pareja. Y además, advirtió: "Creo que Meghan y Harry no se dieron cuenta que de a donde quiera que vayas, cualquier dificultad que tengas te las llevarás contigo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error