En las redes

Madre hackeó el sistema de un colegio para convertir a su hija en la reina del baile

La mujer, ya condenada, era subdirectora en otra escuela y utilizó sus credenciales para darle 117 votos a su hija.

laptop
Foto: Shutterstock

Laura Rose Carroll, quien trabajaba en la escuela primaria Bellview en Florida (Estados Unidos), fue acusada de ‘hackear’ el sistema interno de un distrito escolar para ayudar a su hija a conseguir el título de ‘reina del baile’. 

Lo que parece una escena de una película adolescente tuvo consecuencias fatales, pues no solo se quedó en un mal chiste, sino que las autoridades estadounidenses tomaron cartas en el asunto y madre e hija resultaron arrestadas por cometer delitos informáticos.

Lo que llamó la atención es que la reina del baile se coronó con 117 votos desde la misma dirección de IPS en un corto tiempo y en total se emitieron 246 votos falsos. Al parecer, dicen las autoridades, Laura utilizó sus credenciales como subdirectora de la escuela primaria Bellview en Florida para obtener acceso a los registros de los estudiantes en la escuela secundaria Tate, donde su hija era alumna.

Según las investigaciones, que iniciaron en noviembre, dichos accesos no autorizados a cientos de cuentas de estudiantes se han vinculado al teléfono móvil y la computadora de la señora Carroll, consta en un comunicado de prensa de la agencia investigadora.

De acuerdo con los reportes, la adolescente les dijo a sus compañeros de la secundaria Tate que, además de acceder al sistema de su madre para realizar la inusual votación, ella misma la había visto acceder a los registros durante años.

Tras las indagaciones, los investigadores pudieron constatar que desde 2019, la cuenta de Carroll había accedido a 372 registros de la escuela secundaria, de los cuales 339 eran estudiantes de Tate.

Laura, de 50 años, fue suspendida de su trabajo y posteriormente ingresada a la Cárcel del Condado de Escambia, mientras que su hija fue trasladada al Centro Regional de Detención de Menores de Escambia y expulsada de la secundaria Tate High School, según el superintendente del distrito escolar del condado de Escambia, Tim Smith, en declaraciones para el medio de comunicación estadounidense ‘News Journal’.

Actualmente son acusadas de cometer delitos contra usuarios de computadoras, sistemas informáticos, redes informáticas y dispositivos electrónicos; uso ilegal de un dispositivo de comunicación bidireccional; uso criminal de información de identificación personal; y conspiración para cometer esos delitos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados