Intimidad

Día Mundial de la Salud Sexual: ¿Cómo es la situación en Uruguay?

Este viernes 4 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual, Uruguay se destaca en la región, pero aún tiene trabajo por hacer.

Salud sexual
Foto: Shutterstock

Hoy 4 de septiembre, se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual, bajo la consigna “El placer sexual en tiempos de crisis por COVID-19”, establecida por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS, por su sigla en inglés).

En un contexto de pandemia por Sars-CoV 2, el sexo ha sido un punto que generó preocupación en los diferentes actores de la sociedad. Desde la directora de salud canadiense, Theresa Tam, quien recomendaba el uso de mascarilla durante los encuentros sexuales, hasta organizaciones que advirtieron el aumento las cifras de abuso y vulnerabilidad dentro del hogar.

“La salud y los derechos sexuales son un importante problema de salud pública que requieren una atención específica en época de pandemia y, por ello, desde la Asociación Mundial para la Salud Sexual queremos centrar nuestra atención en su protección y en la promoción de la igualdad de género y el respeto a la diversidad sexual”, destacó en un comunicado la WAS.

En el mismo texto la organización plantea que al igual que otras enfermedades afectan de forma diferente a hombres y mujeres, “la situación de pandemia aumenta las desigualdades existentes entre las mujeres y niñas, así como la discriminación de los grupos poblacionales minoritarios por cualquier condición (diversidad funcional, población LGTBIQ, inmigrantes, etcétera)”.

La organización advierte que la situación de cuarentena aumentó el riesgo de mujeres y niñas de “violencia de pareja, abuso sexual y violencia intrafamiliar como resultado de las tensiones crecientes en el hogar por el confinamiento”. Además señala: “El confinamiento también puede ayudar a explorar nuevas formas de expresión sexual, o recuperar algunas de nuestras preferidas”.

Salud sexual
Foto: Shutterstock

Salud sexual en Uruguay.

 “Nuestro país se destaca en la región respecto a la Salud Sexual, porque reconoce que la sexualidad y la reproducción son parte de los derechos humanos”, remarcó Lilián Abracinskas, directora de Mujer y Salud en Uruguay (Mysu).

Las leyes vigentes en Uruguay son la clave para el reconocimiento internacional. La experta destaca que en lo local se establecieron políticas públicas aútónomas, se incorporó en todos sus órdenes educativos la educación sexual, se reconocen los diversos tipos de familia, así como la diversidad sexual y se protegen las minorías.

Sin embargo, advirtió que pese al marco legal, los temas sobre sexualidad y educación no han tenido el apoyo necesario en los hechos y que Uruguay debe trabajar más en este aspecto.

“En términos de salud sexual tenemos varios déficits. Uno de ellos es la formación de los profesionales en la materia. Además hacen falta campañas que entiendan la salud en términos de las relaciones como placenteras, respetuosas y autoprotegidas. Otro de los debes, es el registro y el sistema de datos para poder evaluar políticas e intervenciones. No tenemos casi datos sobre el estado de salud sexual de la población”, subrayó.

Lo que falta

Respecto a las carencias que tiene Uruguay, Abracinskas señaló que aún debe trabajarse en difusión, promoción y universalidad de acceso.

No obstante, señaló que lo más importante es insistir en el cambio cultural.
La directora de Mysu indicó que en nuestro país aún tenemos una “sexualidad tóxica”en muchas dimensiones: “Aún persiste una sexualidad teñida de violencia, acoso, abuso y prácticas que mantienen relaciones asimétricas de poder, con muchos tabúes y normas morales”, destacó. 

Además, subrayó que todavía se constata una doble moral respecto a la sexualidad de hombres y mujeres, en la que se celebra a los varones y se castiga a las mujeres.
Para concluir, la directora de Mysu reflexionó que las cuestiones sexuales aún son un tema conflictivo y político en los que trabajar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados