Negocios

Mexicana Biofase llega a Uruguay con sus cubiertos y sorbitos de bioplástico de semilla de palta

Su innovación patentada, se exporta a más de 19 países en todo el mundo; en Uruguay la empresa Full Packing  logró la venta y distribución exclusiva

Diego Sistos fundador de Biofase
Diego Sistos. El co fundador de Biofase explicó que Uruguay es un buen mercado para sus productos. (Foto: Gentileza Biofase)

La reducción del uso de plástico, en sus múltiples variedades, es una de las tendencias que más crece en el mundo. A esa ola se subieron los hermanos mexicanos Scott y Jason Munguia y Diego Sistos cuando en 2013 crearon la empresa Biofase, dedicada a la fabricación de plástico biodegradable a partir de la semilla de palta. Hoy, con este material fabrican cubiertos y sorbitos compostables que ya exportan a más de 19 países en el mundo, principalmente en Europa, América del Norte y América Central.

El último país en sumarse a esa lista es Uruguay. La marca arribó en enero de este año de la mano de Full Packing, la distribuidora uruguaya de productos descartables, que logró la distribución y venta exclusiva de la marca en el país.

Sistos declaró estar «contento» con la posibilidad de desembarcar en Uruguay, país que catalogó como «muy avanzado en la región en esta temática». «La empresa ha crecido mucho en los últimos años y el producto ha ingresado en los mercados más exigentes con una gran aceptación, por lo que creemos Uruguay no es la excepción», agregó.

Cubiertos Biofase
Medioambiente. Los productos de la empresa son compostables, se degradan en un plazo de 240 días. (Foto: Gentileza Biofase)

Por su parte, Leonardo Pizzano, director de Full Packing, explicó que sumar este producto en su portafolio es parte del camino de la empresa para aggiornarse en «un mundo más ecológico». «Ya veníamos buscando artículos que vayan en ese sentido. Empezamos a ver qué había en China y en octubre del año pasado un empresario nos presentó esta marca. Nos interesó por el producto, porque es compostable en 240 días», relató.

Tras cerrar el acuerdo de exclusividad en Uruguay a fines de 2019, a inicios de este año llegó el primer contenedor con la gama de productos. «Es una primera importación a modo exploratorio. Tenemos los tres cubiertos (cucharas, tenedores y cuchillos) y los sorbitos de 21 cm sin forro empaquetados de 150, sin forro de 1.000 y el de 25 cm con forro de papel, explicó». Los costos al público van de una caja de 24 cubiertos por $ 98 a 150 sorbitos por $ 230. A partir del lunes estarán disponibles en los cinco locales de Full Packing (cuatro con venta directa al público y uno para representantes y mayoristas), pero el plan es llegar con representantes a todo el país en breve, detalló. Además, en paralelo ya están negociando para ingresar a las grandes superficies.

Ya está prevista una segunda importación para este año, que podría incluir nuevas líneas de productos a medida que Biofase los tenga a disposición.

El director de Full Packing reconoce que debido a la diferencia de precios entre este producto y otro similar descartable de plástico, en una primera instancia no llegarán al público masivo sino a un mercado de nicho «dispuesto a pagar más por un consumo responsable».

Sin embargo, Pizzano asegura que la tendencia seguirá creciendo porque «hay muchos clientes que optan por estos productos. Están tratando de cambiar y buscan opciones más saludables. Apuntamos a un cliente corporativo como rotiserías, hoteles, salones de fiestas, entre muchos otros, pero también al consumidor final que hace una fiesta y decide por esta línea sustentable».

Ya está prevista una segunda importación para este año, que podría incluir nuevas líneas de productos a medida que Biofase los tenga a disposición. «Están haciendo pruebas en EE.UU. de platos, vasos, viandas, entre otras. Cuando estén disponibles los traeremos», afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados