After Work

Gremolata: un restaurante íntimo que conquista en Palermo

Cecilia Oña y Ezequiel Centeno, sus propietarios, trabajaron juntos durante varios veranos en Manantiales, hasta que decidieron abrir en Montevideo en la esquina de Salto y Gonzalo Ramírez

Gremolata
Experiencia. Pocos comensales y un menú que cambia cada 15 días marca la impronta del restaurante. (Foto: Gentileza Gremolata)

Un restaurante cálido, para pocos comensales, con una carta que se renueva cada 15 días: así es Gremolata.

El reducto gastronómico recuerda con su nombre a una salsa de limón, ajo y perejil. Sin embargo, sorprende con una impronta propia y fusiona en su gremolata menta, perejil, romero, girasol, maní, ricota, miel, oliva, ralladura de limón y naranja.

Cecilia Oña y Ezequiel Centeno, sus propietarios, trabajaron juntos durante varios veranos en Manantiales. «Después de la temporada, nos íbamos de viaje», recordó Oña. Hasta que un invierno decidieron asentarse y emprender su propio negocio. «Queríamos instalarnos en Montevideo y en la búsqueda encontramos esta casa», contó. Una propiedad antigua que se vio remozada con la ayuda de sus familias y de amigos. Ladrillo visto, madera, hierro y una particularidad: tras la reforma, se ingresa al salón a través de la cocina, que está a la vista.

Esta quincena el menú ofrece empanaditas (de carne o queso, cebolla y hongos); papa rosti (con crema fermentada con yogur, panceta y puerro) y tiradito de colita de cuadril, mostaza, rúcula y gel de cebolla. En los principales la selección incluye cavatellis, champiñón, tomate, albahaca, alcaparras y aceitunas; pesca con ensalada de porotos, apio y cherrys con puré de zanahoria y carne con puré de papas y hongos. A la hora de los postres, el clásico es la tarta cremosa de chocolate y helado de tonka (una semilla que se parece a la vainilla).

Gremolata está en Salto 946, esquina Gonzalo Ramírez. Conviene reservar al 093 743 259.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)