Empresas

Ámsterdam-Madrid, el primer vuelo del mundo que utilizó carburante "verde"

Lo fabricó la petrolera Shell en su centro de investigación en Ámsterdam.

Shell y avión de KLM
Combustible verde. Shell fue la empresa proveedora del carburante que utilizó el avión de KLM. (Foto: Gentileza KLM.co.uk)

Los pasajeros del KL1703 no sabían que tenían un billete para un vuelo que iba a marcar historia, hasta que, antes de embarcar, el capitán les dio la sorpresa: el avión operado por la aerolínea KLM, que iba a llevarles de Ámsterdam a Madrid, tenía 500 litros de queroseno sintético en el tanque, el primero fletado con carburante verde.

El biocombustible y el queroseno sintético son la esperanza de una aviación sostenible y la compañía dio el primer paso para que las aerolíneas europeas puedan volar en 2050 con combustible totalmente limpio. La petrolera Shell lo fabricó en su centro de investigación en Ámsterdam, resultando en un producto a base de CO2, agua, además de energía solar y eólica de suelo neerlandés.

A petición del gobierno neerlandés, la empresa británico-neerlandesa elaboró el queroseno limpio: fabricó hidrógeno verde con la ayuda de electricidad sostenible procedente de paneles solares, capturando el CO2 en Pernis, Róterdam, donde Shell tiene la refinería más grande de Europa, y en una granja en Frisia, en el norte de Países Bajos, además del agua, el ingrediente estrella en territorio neerlandés.

«Damas y caballeros, buenas tardes, vamos a operar este vuelo usando 500 litros de queroseno sintético», informó el comandante, micrófono en mano, para sorpresa de los 80 pasajeros que hacían cola en la puerta de embarque en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam el 22 de enero para subirse al Boeing 737 junto a cinco miembros de la tripulación, según un vídeo oficial.

Aunque el vuelo fue hace unas dos semanas, la noticia se anunció este lunes en una conferencia sobre Combustibles Sintéticos Sostenibles para la Aviación, celebrada en La Haya, en la que la ministra de Infraestructuras, Cora van Nieuwenhuizen, aplaudió este paso que muestra que en la práctica es posible volar con queroseno sintético limpio. «La intención es escalarlo a nivel europeo y hacerlo más accesible», señaló ante responsables políticos europeos, empresarios y ONG.

Shell y avión de KLM
Vuelo. Se concretó a mediados de enero, pero la empresa lo hizo público recién este mes. 

Un esquema europeo

El CEO de KLM, Pieters Elbers, subrayó que la «transición de los combustibles fósiles a alternativas sostenibles es uno de los mayores retos de la aviación» y recordó que la renovación de la flota «ha contribuido significativamente a la reducción de las emisiones de CO2, pero el aumento de la producción y el uso de combustible de aviación sostenible marcarán la mayor diferencia para la generación de aviones».

Para Van Nieuwenhuizen, el primer vuelo del mundo con carburante verde es «un gran paso en el nuevo capítulo de la aviación, esta prometedora innovación será de gran importancia en las próximas décadas para reducir las emisiones de CO2», algo respaldado por la presidenta de Shell Países Bajos, Marjan van Loon, que apostó por «ir más allá, acelerar y hacerlo comercialmente viable» para las compañías usuarias.

Todavía no se permite volar con queroseno 100% sintético, estando el máximo en un 50%, por lo que el producto sostenible se mezcló con queroseno normal antes de repostar el avión de KLM.

En un comunicado conjunto, Países Bajos, Francia, Suecia, Alemania, Finlandia, Luxemburgo y España subrayan que la recuperación de la actual crisis provocada por la pandemia «debe ir de la mano de la aceleración de la sustentabilidad del sector de la aviación» para frenar la crisis climática y pidieron a la Comisión Europea establecer un esquema de combinación obligatorio para el queroseno sostenible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados