nombres de revista domingo

Spike Lee vuelve al ruedo

El cineasta regresa con una película que, dice la crítica, es de lo mejor de su filmografía en años y se enfoca en el temible Ku Klux Klan.

Spike Lee, punzante, removedor, un cineasta fuera de serie regresa a la pantalla.
Spike Lee, punzante, removedor, un cineasta fuera de serie regresa a la pantalla.

Se refiere al presidente Donald Trump como el “agente naranja”. “¿Sabes por qué? El agente naranja es el otro nombre del napalm. Destruye, asesina. El agente naranja es el diablo”, explica al periodista que lo entrevista. Sus posiciones radicales no llaman la atención para quienes lo conocen. Aunque estuvo en silencio durante mucho tiempo y el éxito no lo acompañó en sus últimas producciones, su última película ha revertido eso y ha traído de vuelta a escena al cineasta negro más radical y a veces genial del cine estadounidense.

Spike Lee (61) está en pie de guerra con el presidente de su país y no es para menos: las posturas extremas del primer mandatario han alentado el resurgimiento de los supremacistas blancos y los movimientos nacionalistas de extrema derecha. Por eso, la última película de Lee parece una bofetada en el rostro de esos sectores de una sociedad cada vez más polarizada.

La premisa de su reciente film no podía ser más inaudita. Infiltrado en el KKKlan narra la historia de un policía negro que logra ingresar a la organización supremacista más antigua de Estados Unidos, el Ku Klux Klan. Con ese artilugio narrativo Spike Lee pone en ridículo —o tal vez solo en evidencia— a los extremistas.

Según aclara la película su argumento está basado en hechos reales, por lo que la historia del primer policía afrodescendiente de Colorado Springs en la década de 1970 ocurrió realmente. El policía en cuestión es Ron Stallworth, interpretado por John David Washington, quien para completar la infiltración en la organización utiliza los servicios de otro policía, el judío (y blanco) Flip Zimmerman, interpretado por Adam Driver .

Con cierto aire de comedia, Lee explota al máximo la premisa. Basta ver una de las primeras escenas donde Stallworth toma el teléfono y llama a la delegación del KKK de la ciudad e inicia un desopilante diálogo con el líder local, mientras sus compañeros lo miran atónitos. Y a partir de allí se desata la aventura que la crítica especializada comienza a elogiar y, para muchos, será una digna competidora en los Oscar.

John David Washington, el descubrimiento de Lee en este film.
John David Washington, el descubrimiento de Lee en este film.

Amor al barrio

Shelton Jackson Lee nació en Atlanta, Georgia, el 20 de marzo de 1957. Un estado donde la segregación racial tuvo y tiene una larga historia. Pero su familia se mudó a Nueva York cuando él era un niño y se instaló en Brooklyn, el condado más poblado de Long Island. Su amor por Brooklyn quedaría de manifiesto en buena parte de su producción. Sus padres fueron quienes comenzaron a llamarlo “Spike”, que puede traducirse por “púa” o “espina” y no precisamente por ser un niño manso. El pequeño Shelton no se guardaba nada y los desafiaba constantemente.

Su vocación por el cine fue temprana, comenzó por estudiar en Morehouse College de Atlanta y luego en la Tisch School of Arts de la Universidad de Nueva York, donde se graduó en 1982.  Y desde entonces comenzó a preparar su primer proyecto para el cine. En 1986 se estrenó su primera película, Nola Darling, donde ya dejaba entrever su madera como cineasta. Se trataba de la historia de una artista emergente que trataba de surgir en Brooklyn, admiraba a Malcom X y tenía tres amantes, es cinéfila y tiene un exquisito gusto musical que queda de manifiesto en la banda de sonido. Más de tres décadas después Lee tomó esta película y la convirtió en una serie de diez episodios para la plataforma Netflix.

En 1988 estrena su segundo título, Aulas turbulentas, donde además de dirigir fue responsable del guion y actuó. Pero no será sino hasta el año siguiente, cuando se estrena Haz lo correcto (Do the Right Thing) que la crítica lo reconocerá de manera inequívoca. Aquí también Spike Lee ejerce los tres roles e incluye a una figura mayor como Danny Aiello además de notables actores como Giancarlo Esposito (quien muchos años después, sería el temible Gus Fring en la serie Breaking Bad) o John Turturro. Un drama que contiene todos los ingredientes que distinguirán su estilo, y que sobre todo expresan el duro enfrentamiento interracial en Brooklyn.

afiche Haz lo correcto
Haz lo correcto, 1989. Foto: Difusión


En los años siguientes, se irá consolidando su carrera y Lee irá creando un sello inconfundible. En cada película irá documentando los vaivenes del conflicto racial, a veces con duros dramas urbanos, otras con películas de cuño histórico como Malcom X (1992), donde retrata (y reivindica) al líder del movimiento de defensa de los derechos de los afroamericanos.

Su valía como realizador queda clara en muchos títulos, como por ejemplo Clockers (1995), basada en la novela del escritor y guionista Richard Price, que narra la vida de los pequeños traficantes de crack en las calles neoyorquinas. La mirada de Spike Lee sobre la ciudad de Nueva York podría completar una tríada con otros dos grandes cineastas que ambientaron sus obras allí: Woody Allen y Martin Scorsese.

“Tengo mucha confianza en la fuerza del arte: una canción, una película, una obra, un libro, una pintura... Somos, soy, un contador de historias. No hay nada más poderoso que la cultura. Estados Unidos ejerce su poder a través de la cultura. La gente cree que es por la amenaza nuclear. Nooo. Claro que las armas hacen lo que hacen, pero la razón por la que América está presente en todo el mundo, la razón por la que un chaval se pone la gorra así (se pone la gorra al revés) es Hollywood, las películas, el rock, el hip-hop, el jazz... Nike, Levi’s, Apple... Una bomba no hace cambiar de opinión a un chico, lo hace la cultura”. Spike puro.

La apuesta a una cara nueva

El gran descubrimiento de Spike Lee es el joven actor a quien confía el protagónico de Infiltrado en el KKKlan. Se trata de John David Washington, hijo del actor Denzel Washington, y ex jugador de fútbol americano profesional. Su primera aparición en cine fue también de la mano de Spike Lee, una breve aparición en Malcom X que protagonizaba su padre. También, ya mayor, tuvo un papel en otra película rodada por su padre, El libro de Eli. Este es su primer protagónico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)