LITERATURA RUSA

Obra prohibida de Fiódor Dostoievski

Dos clásicos de Dostoievski llegan en la colección Debolsillo, “Los Demonios” y “El Idiota”.

Fiodor Dostoievski
El gran escritor ruso.

El llamado Siglo de Oro de la literatura rusa comprende los cien años que arrancan por el 1800, y que culminan con el cambio de centena. Ahí, en el Siglo de Oro, están incluidos autores que tal vez no sean tan nombrados en Uruguay, pero que son de una trascendencia fundamental; Tolstoi, Gógol, Pushkin, entre otros. También aparece en este grupo el intrigante Fiódor Dostoievski (1821-1881).

La editorial Penguin Random House lanzó al mercado un par de obras reeditadas en marzo de este año. Son dos de los clásicos de Dostoievski, siendo que uno de ellos -por su tinte político, mordaz- estuvo varios años censurado y hasta prohibido: "Los demonios". El otro título es "El idiota". Ambas ediciones cuentan con sus propias traducciones recientes. Y no solo eso: en el caso de Los demonios, el lector podrá entrar en clima con la necesaria introducción de la escritora española Marta Rebón; en cambio, en "El idiota" el placer de la lectura pasa por lo visual y el tacto: una edición de tapa dura, preciosa, y un papel de alta calidad, que hace que el paso de las hojas se vuelva un ejercicio embriagante. Ambas ediciones tienen sus correspondientes notas a pie de página para explicar aquellas situaciones (o términos) que serían imposibles de entender más de siglo y medio después, tanto en Rusia como en Uruguay.

Antes de tomar cualquiera de las dos novelas el lector debería hacer un pacto consigo mismo para seguir un camino que quizá esté plagado de espinas, además de que es muy largo, maratónico. Tan largo que por momentos es confuso, caótico, con personajes que irrumpen en escena y que cambian de nombre, con diálogos que no solo son deliciosos y divertidos, siguen siendo válidos hasta el día de hoy; pero también suelen ser largos, complicados e indescifrables. Por eso sería bueno que el lector se valga de papel y lápiz, para tomar los apuntes que crea pertinentes.

Dostoievski es considerado un fiel representante del existencialismo de su tiempo, ese que siempre prevalece sobre la esencia de las cosas. Su obra vital está marcada por los problemas de su tiempo, y también por su propia existencia, que fue tumultuosa y cambiante. Es un buceador de las profundidades del alma humana, y en esa búsqueda es que echa algo de luz sobre los radicalismos más exacerbados ("Los demonios"); es un componedor de aristocracias, un escriba de corazones rotos, y hasta un epiléptico incomprendido ("El idiota"). Pero mucho más que esto, y razón primordial de su lectura obligatoria, es que Dostoievski es un retratista de la vida rusa de aquellos años como no hay igual.

LOS DEMONIOS y EL IDIOTA, de Fiódor M. Dostoievski. Penguin Random House, 2019. Barcelona, 903 y 763 págs. Traducciones de Juan López-Morillas y José Laín Entralgo/Augusto Vidal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)