TECNOLOGÍA

El juego millonario de Marte

En menos de un mes, el título de la empresa uruguaya Pomelo Games tuvo 2 millones de descargas y fue distinguido como uno de los cuatro mejores por Apple.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fue distinguido como uno de los 4 mejores por Apple. Foto: Youtube

Un astronauta viaja a Marte para explorar el planeta rojo. El explorador utiliza un jetpack (mochila propulsora) que le ayudará a desplazarse de estación en estación para ir conociendo nuevos detalles de un planeta cada vez más conocido por el hombre. Este es el argumento de Mars: Mars, el último videojuego uruguayo que en menos de un mes ya tuvo 2 millones de descargas lo que configura un nuevo hito en la historia local de esta pujante industria.

"Fue un éxito total", dijo Felipe Otamendi, uno de los desarrolladores de Pomelo Games, la empresa uruguaya creada en 2012. La inversión de 80.000 dólares fue recuperada en solo dos semanas. Ese dinero solo implicó el pago de sueldos de sus ocho integrantes de 30 años (con la excepción de uno que tiene 23). Es que no tienen más costos: el trabajo lo llevan a cabo en un dormitorio de un apartamento en Pocitos.

Tras haber sido lanzado el 11 de agosto para iOS y Android, Apple lo distinguió como el cuarto mejor nuevo videojuego de la semana en Estados Unidos y llegó a estar en el décimo lugar de los títulos gratis más descargados en este país, con más de 1 millón.

Apple cuenta con un equipo que se dedica a analizar cuáles son las aplicaciones más atractivas y, en función de su calificación, les dan destaque en algunas de sus categorías y publicidades.

"Es un hito interesante", señala Rodrio Alem Fernández, un referente de los videojuegos en Uruguay.

En Android lo lanzaron con retraso, pero ya tiene otro milón. Los usuarios les dieron un promedio de 4,6 estrellas (de cinco posibles), en una valoración hecha por casi 32.000 personas.

En qué consiste.

El desafío es poder controlar los movimientos del astronauta con los dedos pulgares. Para manejar el "jetpack" solo se debe tocar en la izquierda para liberar aire de ese lado y de ese modo desplazarse hacia la derecha, y viceversa. El explorador cuenta con un tanque limitado de combustible y debe recargarlo cuando llega a la siguiente estación. Para aterrizar se deben tocar ambos lados de la pantalla. Hay que ser meticuloso con la velocidad porque, de hacerlo muy rápido, se podría destrozar al personaje y empezar de nuevo.

El juego —al que le dieron una alta importancia estética— requiere de un alto esfuerzo racional. "La idea es que pienses bien antes todo lo que vas a hacer", contó Otamendi. Y ejemplificó con lo que realmente sucede en el espacio: "Cuando lanzan un cohete hay por detrás todo un plan", señaló.

Si bien tiene un final, para completar el juego se deben haber pasado entre unas 10 a 14 horas. Tras pasar por Marte, el usuario podrá moverse a otros mundos con otros personajes.

El proceso creativo.

Bullet Boy, un videojuego que les llevó dos años y medio en producirlo y que les permitió ganar un concurso nacional, les brindó mucha experiencia sobre cómo confeccionar y monetizar sus creaciones.

En esa oportunidad contrataron a un "publisher", que los aconsejó en cómo orientar el negocio. En ese caso, se llevaron el 50% de las ganancias logradas. Lo ven como una inversión porque lograron "hacer escuela" y entender cómo funciona el sistema de las aplicaciones en las tiendas.

El desafío para este nuevo producto fue de seis meses. "Demoramos siete, pero no nos excedimos mucho más", contó Otamendi.

Uno de los entretenimientos que sirvió de inspiración creativa para Mars: mars fue el mítico Luna Lander, creado en 1979 por Atari, cuyo objetivo es pilotar una sonda y alunizarla de manera segura en la Luna. "Para llevarlo al celular tenés que simplificarlo mucho", señaló Otamendi.

Los colores del planeta rojo eran mucho más atractivos que los de la Luna, por lo que se inclinaron a esta opción. "No tuvimos que dar mucha vuelta para encontrar otro estilo de arte, usamos el mismo que ya había sido bien recibido (en Bullet Boy", narró Otamendi.

Cuando ya tenían pronta una primera versión, les mostraron el producto a otros desarrolladores en las típicas reuniones de pizza y cerveza que realizan con frecuencia. También a amigos y familiares. "Al principio, a algunos les costaba, pero después que le agarraban la mano, se quedaban colgados jugando", puntualizó el desarrollador de Pomelo Games.

Al final, lograron un producto que ha sido aclamado por "la crítica" de videojuegos en general y los catapulta como una de las empresas uruguayas de tecnología más pujantes. Por eso, ya se plantean nuevos proyectos como por ejemplo mudarse a una oficina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)