salud

¿Por qué se nos duermen las piernas?

Los expertos lo conocen como parestesia; sin embargo, muchos a los que nos ha pasado sentimos como agujas pinchando la piel.

Piernas
Piernas. Foto: Pixabay

El cerebro envía señales constantemente a todo el sistema nervioso para verificar que el cuerpo funcione de forma correcta. Pero cuando se ejerce presión sobre un nervio, esta comunicación se entorpece junto a todos los flujos de su alrededor, como el sanguíneo. Cuando dicha presión se pierde, toda la información y la sangre sigue su curso normal 'de golpe', produciendo así una sensación de hormigueo que los especialistas conocen como parestesia temporal.

La parestesia temporal es también definida como la sensación de agujas pinchando la piel, explica "BBC". Es como si solo se pudiera sentir esta sensación por unos segundos en brazos o piernas, dependiendo de la extremidad que se queda 'dormida'. Usualmente esto se da después de ejercer presión por un par de minutos, según dijo un grupo de estudio durante la primera etapa de una investigación de la Universidad de Oxford en 1946.

El 'primer hormigueo' se siente durante los primeros minutos del periodo de presión. Luego de diez minutos se experimenta el adormecimiento de la extremidad, cuando el nervio y la sangre están totalmente obstaculizadas. Mientras que la tercera y última etapa, la 'liberación de la presión', es cuando se sienten las agujas en la piel y su característica incomodidad.

El fisiólogo George Gordon dijo en "Nature" (1948) que, "la intensidad y el número de pinchazos dependen de la longitud del nervio que se está recuperando de cualquier periodo fijo de suministro de sangre deprimido. Ninguna parte [particular] de un nervio está particularmente interesada en generar los impulsos que dan lugar a esta sensación de 'alfileres y agujas'".

Esta sensación, de la tercera etapa, es la más dolorosa. Es un dolor superficial que muchas veces es más producido por la curiosidad de la persona por sentir esas 'agujas'. La misma disminuye eventualmente, aunque las personas que han sido objeto de estudio no han podido establecer en qué momento la sensación en su piel vuelve a la normalidad.

El dato. 

La parestesia crónica ocurre por una variedad de trastornos neurológicos o después de un daño en los nervios particularmente traumático, como una quemadura grave.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)