Julia Rodríguez Larreta
Julia Rodríguez Larreta

La sensación

Hola...¿No has llegado todavía? ¿Donde estas?”- preguntaba Susana por teléfono. -cállate, que me hicieron polvo el vidrio trasero, el del baúl. Un desastre. Y justo antes del fin de semana. Se llevaron el maletín-.
-¿Que tenía?- Correspondencia, papeles, cuentas, artículos, un libro que había conseguido para leer, cosas de mi trabajo, llaves. Hasta un frasco de mermelada que me regalaron para el día de la madre. Con todo, no fue como el año pasado, cuando se llevaron la PC y el celular, tras romperme la luneta de la puerta. Esta vez el Ipad y el teléfono no los perdí porque los llevé conmigo en la cartera, adentro de la casa-” le contestó Estela.

Hola...¿No has llegado todavía? ¿Donde estas?”- preguntaba Susana por teléfono. -cállate, que me hicieron polvo el vidrio trasero, el del baúl. Un desastre. Y justo antes del fin de semana. Se llevaron el maletín-.
-¿Que tenía?- Correspondencia, papeles, cuentas, artículos, un libro que había conseguido para leer, cosas de mi trabajo, llaves. Hasta un frasco de mermelada que me regalaron para el día de la madre. Con todo, no fue como el año pasado, cuando se llevaron la PC y el celular, tras romperme la luneta de la puerta. Esta vez el Ipad y el teléfono no los perdí porque los llevé conmigo en la cartera, adentro de la casa-” le contestó Estela.

-“Te va costar por lo menos $10.000. A mí me hicieron lo mismo en febrero. Son unos $7.000 el vidrio y la instalación otros $ 2.000 y pico. Además, hay que pagar nuestro el IVA del 22% que encarece todo, inclusive cuando te asaltan. Y no se te ocurra llamar a la Cia. de Seguros. Te pagarán según el deducible claro, pero el año que viene te suben la prima. Además, ojalá que haya repuestos y no tengas que esperar. ¡Ah! y te conviene cambiar todas las cerraduras, porque ahora tienen tu dirección, por las cartas que tendrías contigo ”.-

“Evidentemente es arriesgado y resulta muy caro, visitar a los hijos de nochecita”, pensó Estela y se puso a repasar los daños que le hicieron los delincuentes estos últimos meses. Recordó la enorme cuenta de la OSE antes de fin de año. La ducha y las canillas que tenía instaladas en el fondo del jardín, que fueron arrancadas y a raíz del robo quedaron perdiendo un chorro de agua durante más de dos meses, hasta que se enteró de lo sucedido. Tuvo que llamar al plomero para que arreglara el destrozo y pusiera un nuevo equipo. Ahora que terminó el verano, hubo que hacer al revés. Retirar todo para volver a instalarlo a fines de diciembre.

Lo mismo que con los faroles, las luces, que corren la misma suerte si quedan en su lugar. Teniendo en cuenta que se trata de Uruguay, varias horas de plomero y electricista al principio y al final de un veraneo, es un buen aumento de los costos, siempre y cuando se consiga alguien que cumpla y coloque nuevamente lo que se quitó. También contó otros pequeños sucesos, de esos que son parte del descenso de la calidad de vida de los uruguayos.

-“Ah, me olvidaba, de la puerta del jardín en enero. Una mañana nos sorprendió notar que estaba roto el alambrado. ¿Porque lo habrán roto, si no estaba con llave? Me comentó mi hijo que esa puerta, que deben conocer los delincuentes, está muy herrumbrada y hace mucho ruido al abrirse. Para evitarlo, los intrusos creyeron más conveniente, vencer y cortar el alambrado y pasar desapercibidos. ¿Habrán visto demasiada gente?¿Lo habrá asustado el perro? Ese día no nos dimos cuenta de que nos faltara algo...quizás nuestro jardín era el camino de paso para robar al lado o en la casa del fondo. Nunca lo sabremos, pero allí estuvieron, en nuestro jardín, observándonos, planeando cuando despojarnos de nuestras cosas o la casa de otra víctima. Lo que quedó, aparte de la puerta desfondada, era una enorme huella de “championes, en el barro, un pie numero 45. Luego vino el gasto del cerrajero, nada barato. La llave de la puerta de una de las rejas no funcionaba. Alguien habría tratado de forzarla. Hubo que cambiarla ”.-

Mientras tanto, los datos oficiales dicen que los hurtos bajaron y la noticia es resaltada como un adelanto, aunque las rapiñas sigan en aumento. Hay que advertir que existen varios tipos de mentiras. Este gobierno se especializa en la falsedad estadística. Me pregunto, ¿cuántos de los robos del tipo de los sufridos por estas mujeres en estos últimos meses, han sido denunciados a la policía? Seguramente ninguno. Eso de ir a la policía sucede cuando a uno le roban documentos. Si no es así y el bien no está asegurado, ni vale la pena perder tiempo en la amansadora de la comisaría. Será por eso que en las estadísticas oficiales, los robos caen, hay cada vez menos, una maravilla !!!! Nadie denuncia y continua la política oficial del avestruz, por desgano o incapacidad de afrontar la situación y brindarle a la ciudadanía la tranquilidad de la que el gobierno debería ser garante.

Hoy la sociedad ha caído en un grado de indefensión alarmante que lleva a actuar por mano propia mientras el estado de derecho se erosiona progresivamente. Los asesinatos, las balaceras, los asaltos y los heridos en continuo aumento representan lo más trágico, pero también los robos constantes y la falta de repuesta de las autoridades, forman parte de la misma decadencia. Por ello resulta intolerable que el candidato presidencial del partido gobernante, Tabaré Vázquez, declare palabras más palabras menos,“no se preocupen, es solo una sensación”. Y además anuncie que piensa dejar al actual Ministro del Interior de llegar a la Presidencia.

Uno no sabe si nos está tomando el pelo o si está desvariando. Y lo patético es que si bien la mayoría de las personas ya no le creen, de acuerdo a lo que muestran las encuestas, muchos se muestran dispuestos a votarlo. Parecería que en buena parte de los uruguayos campea el masoquismo.

.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)