VIOLENCIA CRIMINAL

La triple frontera atacada por un comando criminal

“Asalto del siglo” en Ciudad del Este; un policía muerto y US$ 40 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El local de la empresa de seguridad en Ciudad del Este quedó destruido. Foto: AFP

Estamos como en Siria". La comparación la hizo la fiscal encargada de investigar el ataque, en la madrugada del lunes, a la sede de Prosegur en Ciudad del Este, que de-jó un policía muerto, otras cuatro personas heridas y decenas de vehículos destrozados, además del local de la empresa. Todo apunta al Primer Comando de la Capital (PCC), la temible organización criminal bra-sileña surgida en San Pablo, y que empleó entre 50 y 60 hombres fuertemente armados y con vehículos pesados para llevarse un botín estimado en 40 millones.

Ayer al caer la tarde, en un operativo conjunto de la policía de Paraguay y Brasil, tres presuntos integrantes de la banda fueron muertos y otros cuatro detenidos cuando trataban de cruzar la frontera.

"Vivimos una situación de guerra. Vimos camionetas de gran porte que circulaban a gran velocidad por la ciudad con personas portando pasamontañas que serían los asaltantes", relató Mariana Ladaga, corresponsal del diario ABC de Asunción.

El policía fallecido era un suboficial del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

La banda, que además de brasileños era integrada por paraguayos, realizó ataques coordinados en varios puntos de Ciudad del Este a modo de distracción, como el incendio de vehículos y explosiones en las inmediaciones de la comisaría.

La Policía no confirmó si los asaltantes utilizaron explosivos plásticos de fabricación industrial C-4 para entrar en la bóveda de Prosegur, como citaron algunos medios. Sin embargo, señaló que los asaltantes utilizaron "explosivos de alto poder", granadas de mano y una ametralladora antiaérea. El ministro del Interior, Lorenzo Lezcano, dijo que "fue un operativo bien planeado, los perpetradores contaban con explosivos".

El ataque con explosivos demolió virtualmente el edificio de la compañía de seguridad y en las calles adyacentes se observaban restos de proyectiles de armas pesadas, camiones y automóviles quemados.

También se produjeron ataques simultáneos contra la sede de la Jefatura de Policía y la Gobernación de Ciudad del Este.

"Estamos como en Siria", dijo la fiscal Denise Duarte. "Los ladrones estaban encapuchados y hablaban portugués", subrayó.

La fiscal Duarte precisó ante la prensa que la bóveda de Prosegur "estaba llena" al momento de ser saqueada por la banda. La policía estimó que esa bóveda tiene una capacidad para guardar US$ 40 millones, pero las autoridades indicaron que tomará dos días establecer el monto exacto del robo.

"Fueron dos horas en que la policía no podía llegar al lugar", declaró Duarte. "Había francotiradores e incendiaron autos a la entrada de la jefatura para no permitir la salida de refuerzos".

Entre los vehículos abandonados por los delincuentes había tres camionetas blindadas, una de ellas con una ametralladora pesada antiaérea instalada en su carrocería.

Los autores del atraco lanzaron clavos para pinchar neumáticos a lo largo de su ruta de escape hacia la vecina ciudad de Hernandarias.

Ciudad del Este, la segunda ciudad más poblada de Paraguay, ganó fama en el pasado como cuna del contrabando y las falsificaciones.

El Primer Comando de la Capital, alerta local.

El Primer Comando de la Capital (CPP), surgido en San Pablo en 1993 entre presos, es una de las organizaciones criminales más grandes de Brasil. Su rival es el Comando Vermelho (CV), de Río de Janeiro. La guerra entre estas dos bandas por el control del mercado de la droga en Brasil provocó decenas de muertes en motines carcelarios en el último verano. Además, los gobiernos de la región, Uruguay entre ellos, conocen sus planes de expansión fuera de Brasil. El Ministerio del Interior alertó, en enero pasado por correo electrónico, a las Jefaturas de Policía de Cerro Largo, Treinta y Tres, Artigas, Rivera y Rocha sobre un probable ataque del PCC en la frontera uruguaya, informaron entonces a El País fuentes de dicha cartera. El informe alegaba que Inteligencia de Brasil había interceptado comunicaciones por WhatsApp que llamaban a armarse y realizar asaltos en Uruguay. En Paraguay, en los últimas semanas detuvieron a decenas de integrantes del CPP, varios escondidos en la zona de Ciudad del Este.

"Robertinho" y un antecedente.

El jefe de la división de homicidios de la Policía de Ciudad del Este, Richard Vera, dijo que el asalto podría tener relación con la detención hace unos días en Paraguay de "Robertinho", supuesto número 2 del Primer Comando de la Capital (PCC). En febrero unos 20 criminales del PCC asaltaron en Recife la sede la empresa de transporte de valores Brinks, se llevaron US$ 20 millones. El modus operandi fue igual: armas de gran poder y en su escape cerraron calles, quemaron autos y se dispararon con la policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)