Argentina

Polémica por regalo de Francisco a líder ultra K detenida

El sumo pontífice le envió un rosario bendecido a Milagro Sala, quien se encuentra en prisión desde el 16 de enero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El papa Francisco junto a Milagro Sala. Foto: Facebook Milagro Sala.

La noticia fue confirmada por Enrique Palmeyro, director de Scholas Occurrentes, la red global educativa impulsada por Francisco . En declaraciones radiales, dijo: "Le transmití al Papa el pedido de oración por la situación de Milagro Sala y el saludo del movimiento; y él me entrego el rosario bendecido para ella".

En diálogo con la radio argentina La Red, explicó que "el Papa valora el trabajo de los dirigentes sociales, de quienes luchan por cambiar la situación de los muchos que no tienen casa donde vivir o alimentación adecuada".

"Se trata de la valoración de Milagro Sala en particular porque Francisco tiene la capacidad de estar atento a lo grande y también a los detalles".

Tras viralizarse la noticia, quien habló también fue Eduardo Valdés, exembajador argentino ante la Santa Sede: "El rosario del Papa a Milagro Sala fue una señal pública y no tiene nada que ver con la relación con Macri. No hay que hacer un análisis político de esto, las causas de detención de Sala fueron ilegales desde el primer día y son muchas las voces que lo han dicho. Los que saben, plantean que la detención es una vergüenza nacional y era natural que pasase esto".

El rosario está en manos de Alejandro Garfagnini, coordinador de la agrupación Tupac Amaru, quien aseguró: Lo tengo yo el rosario. Fue traído por Palmeyro, que fue a ver al Papa. Se lo voy a llevar el sábado".

A continuación, se despachó sobre la situación de Sala: "Hace 15 días fui y no pude pasar una imagen de la virgen al penal. La situación actual de Milagro es que la detuvieron por el acampe. La justicia se tomó 13 días en dictar una excarcelación. Metieron una segunda causa por asociación ilícita, que se basa en tres testimonios. Ahora estamos esperando que se cumplan los tiempos para la excarcelación, que creemos que va a ser mañana. Es una locura que siga detenida".

La vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, se enteró del gesto de Francisco en medio de una entrevista y habló al respecto: "Me parece muy propio de él, se preocupa muchísimo por ver cómo están aquellas personas que se deciden a trabajar por la pobreza".

En medio de la sorpresa, Michetti se mostró conciliadora: "Calculo que considera a Sala como una dirigente social que se ha dedicado a trabajar por los humildes, pero cuando una sabe que está rodeada de sospechas de cuestiones más complicadas también tiene que pensar que es una cuestión más controvertida".

La líder de Tupac Amaru, que se encuentra imputada y apresada por instigación a cometer ilícitos y tumulto, dio a conocer una carta el domingo, escrita desde su celda en la que sostuvo: "Soy cristiana a mi modo; creo en la espiritualidad, creo en las ceremonias, creo en las tradiciones de nuestros abuelos. Por eso, repito, no se debe mezclar la política con nuestras creencias".

En relación a las ceremonias por el Carnaval que encabezaron el gobernador de Jujuy Gerardo Morales y el presidente Mauricio Macri, dijo: "Está mal; esas ceremonias son sagradas: tienen sus fechas, tienen sus rituales, no se pueden inventar celebraciones".

En la misiva, Sala también hizo alusión a su relación con el Papa: "Francisco nos sorprendió y mucho cuando, de pronto, pidió perdón por lo que hizo la Iglesia (con los pueblos originarios). Cuando visitó Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, pidió el mismo perdón en un mensaje que llegó a todo el mundo delante del hermano Evo Morales y de representantes de los pueblos originarios y de los movimientos sociales. Es un buen hombre. Es un hombre que cumple su palabra".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)