CRISIS HUMANITARIA EN ÁFRICA

La ONU alerta "muertes masivas" por hambruna

Crisis humanitaria en Cuerno de África, Yemen y Nigeria.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las sequías y los conflictos armados han diezmado poblaciones. Foto: AFP

Muertes masivas por hambre. Esto puede pasar en el Cuerno de África, Yemen y Nigeria, advirtió ayer martes la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). La ONU teme, además, que la situación sea peor que la de la hambruna de 2011, que dejó más de 260.000 muertos en el Cuerno de África, de los cuales más de la mitad eran niños menores de 5 años.

"El riesgo de muertes masivas por hambrunas entre las poblaciones en el Cuerno de África, Yemen y Nigeria está aumentando", señaló el portavoz de la Acnur, Adrian Edwards. "Esta advertencia la hacemos a la luz de las sequías que también afectan a muchos países vecinos y a la escasez de fondos", agregó.

La ONU ha advertido reiteradamente en los últimos dos meses de que más de 20 millones de personas en cinco países (Etiopía, Somalia, Nigeria, Sudán del Sur y el Yemen) están al borde de la inanición.

La situación actual es el resultado de múltiples factores. Somalia, Sudán del Sur, Yemen y Nigeria están afectados por una grave sequía y, además, son presa de la violencia o de conflictos armados. Naciones Unidas reclama a la comunidad internacional 4.400 millones de dólares para hacer frente a la hambruna que amenaza a estos países. La ONU solo ha recibido, hasta ahora, el 21% de esta cantidad, es decir, 984 millones de dólares. "Sin fondos para comprar alimentos, las raciones distribuidas se reducen", recalcó la Acnur en un comunicado. En Yibuti, éstas se redujeron ya en un 12%; en Tanzania y Ruanda entre un 20% y un 50%, y en Uganda hasta un 50%.

La situación humanitaria podría empeorar, y más aún teniendo en cuenta que los niños, los más frágiles, constituyen la mayoría de los refugiados, según la ONU.

En Sudán del Sur, por ejemplo, unas 100.000 personas tienen que hacer frente a la hambruna en la actualidad, pero alrededor de un millón de personas están al borde de ésta. En Yemen, azotado por la mayor crisis humanitaria del mundo, 17 millones de personas —el 60% de su población— pasa hambre.

Por otro lado, siete millones de personas están afectadas por la inseguridad alimentaria en Nigeria, donde la situación es especialmente negativa en el noreste del país, azotado por la insurrección yihadista de Boko Haram.

"Unas crisis humanitarias que serían evitables se están convirtiendo rápidamente en inevitables", dijo en repetidas ocasiones Edwards, quien hizo hincapié en la necesidad de actuar de forma "inmediata" para poder frenar una catástrofe.

Una urgencia en la que también puso énfasis David Hermann, coordinador humanitario para Somalia del Comité Internacional de la Cruz Roja: "La respuesta tiene que ser ahora, en las próximas semanas", recalcó.

Por otra parte, la Acnur alertó de que los desplazamientos ya están aumentando por la crisis, por lo que la agencia de la ONU ha tenido que elevar sus cálculos en este año para algunos países.

En Sudán, donde preveía 60.000 llegadas de personas provenientes de Sudán del Sur, ahora se esperan 180.000, y en Uganda, donde se calculaban 300.000 refugiados sursudaneses, actualmente se manejan 100.000 más.

Precisamente, en Sudán del Sur se da una de las situaciones más complejas dado que el conflicto activo impide la distribución de asistencia, incluso cuando los trabajadores humanitarios están listos para entregarla.

"El tema del acceso es clave. En Sudán del Sur y también en el Yemen ocurre que, aunque tengamos los recursos para ayudar, no podemos hacerlo a causa de la incapacidad de acceder a zonas sumidas en la violencia", aseguró Laerke.

Crisis alimentaria en África.

El Cuerno de África es una de las zonas más pobres del mundo. Está conformado por los países de Somalia, Yibuti, Eritrea y Etiopía, que suman unos 100.000 millones de habitantes.

Yemen tiene 25,2 millones de habitantes (censo de 2013), y está separado del Cuerno de África por el Mar Rojo y el Golfo de Adén. En Yemen se vive la mayor emergencia alimentaria del mundo, con unos 7,3 millones de personas que necesitan ayuda ahora mismo, según las Naciones Unidas.

Nigeria tiene 181 millones de habitantes (censo de 2015) y está sobre el Golfo de Guinea. En el noreste de Nigeria 5,1 millones de personas sufren carencias serias de comida.

En Sudán del Sur, unas 100.000 personas sufren ya hambruna y cerca de un millón están al borde de ella, mientras que unos cinco millones necesitan ayuda alimentaria urgente.

En Somalia, hay 2,9 millones de personas necesitadas de asistencia y la ONU calcula que un millón de niños menores de 5 años sufrirán malnutrición grave este año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)