LOS EFECTOS DEL HUCARÁN 

Newton tocó tierra y amenaza zonas turísticas de México

El huracán trae vientos de 150 k/h; despliegan 300 policías para evitar saqueos en balneario Los Cabos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Paz: los primeros destrozos en la ciudad turística del estado de Baja California Sur. Foto: AFP

El huracán Newton tocó tierra ayer martes cerca de la turística localidad de Los Cabos, derribando árboles y techos de lámina en la costa oeste de México, mientras miles de turistas y habitantes se resguardaban del embate del meteoro.

"Al momento no se tiene reporte de personas fallecidas o desaparecidas", dijo a través de Twitter el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente. Con vientos de 150 km/hora, Newton —un huracán categoría 1 de las 5 de la escala Saffir-Simpson— golpeó a la península de Baja California dos años después del azote del ciclón Odile, que dejó seis muertos y 1.000 millones de dólares en daños tras alcanzar la categoría 4.

El director de Protección Civil de Los Cabos, Marco Antonio Vázquez, confirmó a la AFP que "los vientos están muy fuertes", causando el desplome de numerosos árboles, cables de telefonía y techos de lámina.

Además, el servicio de luz eléctrica fue suspendido en Los Cabos, donde unas 1.500 personas se refugiaron en albergues.

Los hoteles del balneario, en los que se hospedan unos 14.000 turistas, sólo han reportado "algunos vidrios rotos y lonas caídas", explicó Vázquez. Otros 1.000 turistas se encuentran en localidades aledañas.

La Policía de Baja California Sur desplegó 300 agentes para evitar rapiñas contra comercios como ocurrió en 2014 con Odile. Sin embargo, en Los Cabos se reportaron intentos de robo en dos comercios con saldo de cinco detenidos.

Desde la noche del lunes, los vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de La Paz, capital de Baja California Sur, y las autoridades han cerrado los puertos a las pequeñas embarcaciones en la península y otras zonas de la costa del Pacífico.

El gobierno de Baja California Sur decidió asimismo la suspensión de las clases en todo el estado, y habilitó albergues con una capacidad para 16.000 personas.

En La Paz, unas 400 personas fueron evacuadas de zonas vulnerables y medios centenar continúa en albergues.

Antes de la llegada de Newton, los pobladores y comerciantes de La Paz se apresuraron a abastecerse de gasolina y a proteger sus ventanas con cinta adhesiva para luego resguardarse.

Se espera que Newton atraviese Baja California Sur para luego adentrarse en el Golfo de California. Para mañana miércoles, se espera que toque nuevamente tierra en el noroeste de México. "No esperábamos que (Newton) ingresara a territorio nacional, no esperábamos que se convirtiera en huracán", pero "ha sido muy errático su comportamiento desde que nació el viernes como perturbación", comentó a Radio Fórmula el director general de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez de la Parra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)