PEKÍN

Liberan al primer chino que es Nobel de la Paz

Figura fundamental del movimiento democrático de Tiananmen en 1989 y bestia negra del régimen comunista,Liu Xiaobose benefició de la libertad anticipada a causa de su enfermedad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Libre: Liu Xiaobo es un símbolo que molesta al régimen. Foto: EFE

El primer chino en recibir el premio Nobel de la Paz y emblema de la lucha por la democracia en China, Liu Xiaobo fue liberado en mayo pasado tras ocho años en prisión, tras habérsele diagnosticado el mes pasado un cáncer de hígado en fase terminal.

La liberación fue anunciada ayer por su abogado y confirmada por la administración penitenciaria, que informó que es tratado por un equipo de ocho oncólogos reputados en una centro hospitalaria universitario de Shenyang

Figura fundamental del movimiento democrático de Tiananmen en 1989 y bestia negra del régimen comunista, el escritor de 61 años se benefició de la libertad anticipada a causa de su enfermedad.

Desde su celda, donde purgaba una condena por “subversión”, Liu Xiaobo se enteró en 2010 de la atribución del Nobel, que dedicó a los muertos de la plaza de Tiananmen.

Debido a su ausencia, el galardón le fue entregado de forma simbólica el 10 de diciembre de 2010 en Oslo. El disidente estuvo representado por una silla vacía.

La enfermedad le fue diagnosticada el 23 de mayo pasado y Liu Xiaobo fue puesto unos días después bajo libertad condicional.

Liu Xiaobo, antiguo profesor, intelectual y disidente, purgaba desde 2009 una pena de 11 años de reclusión por “subversión”, tras haber coescrito un texto, la Carta 08, en el que aboga por la democracia en China. Le quedaban aún tres años de su condena por cumplir.

Liu Xiaobo, único Nobel de la paz encarcelado en el mundo, se había convertido en un símbolo molesto para el régimen comunista, al que Estados Unidos y la Unión Europea reclamaban su liberación.

El Comité Nobel reaccionó a la noticia. “El comité está feliz de que Liu Xiaobo finalmente deje su detención, pero lamenta que fuera necesaria una enfermedad grave para que las autoridades chinas aceptaran liberarlo. Liu Xiaobo condujo una lucha inclaudicable por la democracia y los derechos humanos en China y tuvo que pagar un alto precio por su compromiso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)