vea el video 

Doble crimen "en vivo" sacudió a los EE.UU.

Dos periodistas de televisión murieron baleados el miércoles en Virginia, EE.UU., mientras realizaban una entrevista transmitida en vivo y el sospechoso de dispararles falleció horas más tarde en un hospital de una herida autoinfligida.

El comisario del condado de Franklin, Bill Overton, dijo en una conferencia de prensa que Vester Flanagan, de 41 años, murió en el hospital Inova Fairfax, en el norte de Virginia.

Poco después se supo que el doble crimen tendría su móvil en un acto de venganza por la masacre en la iglesia de Charleston, donde el 17 de junio pasado fueron masacrados nueve afroamericanos.

Aparentemente lo dijo el asesino en un mensaje enviado por fax a la cadena ABC, según informó esa emisora.

Un hombre que dijo llamarse Bryce Williams llamó ABC News semanas atrás, diciendo que quería contar una historia, y que quería enviar por fax información, aunque no dio precisiones. Finalmente lo hizo ayer en una larga nota.

La reportera Parker en la mira de Flanagan cuando dispara mientras los graba. Foto: Reuters.
La reportera Parker en la mira de Flanagan cuando dispara mientras los graba. Foto: Reuters.

Parker estaba entrevistando a Vicki Gardner, titular de la Cámara de Comercio de Smith Mountain Lake, en un balcón de un centro turístico en Moneta, cerca de Roanoke, cuando ocurrió el ataque. Gardner resultó "gravemente herida", dijo el senador de Virginia Tim Kaine. En las imágenes filmadas por el propio Ward antes de morir se ve a una sonriente Parker realizando la entrevista. De pronto se escuchan varios disparos, luego la cámara cae al suelo y filma las piernas del agresor, que mata fuera de cuadro a la periodista, de quien solo se escuchan los gritos.

Tras el tiroteo las imágenes vuelven a los estudios para mostrar a una perpleja conductora del noticiero. "No estoy segura de qué ocurrió", señala. Luego el gerente de la cadena confirmaba las muertes.

Unas horas después un video publicado en la cuenta de Twitter @bryceíwilliams7 mostró una filmación realizada por el agresor, quien difundió dos videos en Twitter y Facebook.

En el último se ve a quien filma apuntar con una pistola a la periodista. Es evidente que nadie se da cuenta de su presencia, ya que el camarógrafo está de espaldas y la periodista está concentrada en la entrevista.

El asesino baja entonces brevemente su cámara y se escuchan ocho disparos y gritos.

Luego el atacante huye en su auto y al verse perseguido por la Policía intenta una maniobra evasiva en la que finalmente se sale de la carretera y se dispara a sí mismo. Murió más tarde en un hospital local al que había sido trasladado.

Violencia racial.

Ayer de mañana, un fax llegó a un teléfono de la cadena televisiva, casi dos horas después de ese crimen. Un poco después alguien llamó por teléfono y se presentó como Bryce, pero también dijo que su nombre legal era Vester Lee Flanagan, detalló ABC en su portal de Internet. El nombre legal de Williams era Vester Lee Flanagan.

En el documento de 23 páginas enviado por fax revela que lo que desató su atroz reacción de ayer fue el ataque racista a tiros en la iglesia de Charleston.

"¿Por qué lo hago? Pagué por un arma el 19 de junio. El tiroteo en la Iglesia en Charleston ocurrió el 17 de junio...", dice el texto que supuestamente envió Flanagan. "Lo que me impulsa es lo que pasó en las puertas de la iglesia. Y mis balas de punta hueca tienen las iniciales de las víctimas de ese episodio", añade. "El tiroteo de la Iglesia fue el punto de inflexión ... pero mi ira se ha ido construyendo de manera constante ... He sido un polvorín humano por un tiempo ... a la espera de ir por el BOOM!!!!", afirmaba.

El ataque volvió a relanzar el eterno debate sobre el control de armas en Estados Unidos.

"El asesinato de dos periodistas (...) en directo en Virginia es una tragedia sin precedentes, incluso en un país donde miles de personas son asesinadas cada año por armas de fuego", dijo Christophe Deloire, secretario general de Reporteros sin Fronteras. En tanto, el presidente de la SIP, Gustavo Mohme, y el presidente la Comisión de Libertad de Prensa de la organización, Claudio Paolillo, manifestaron "su consternación por el crimen en que fueron ultimados los periodistas".

Por su parte, la Casa Blanca llamó nuevamente al Congreso a legislar sobre la venta y utilización de armas de fuego.

"Hay algunas cosas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos tendrían un impacto tangible en la reducción de la violencia con armas en este país", dijo el portavoz Josh Earnest.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)