Guerra en Medio Oriente

Diálogo por la paz en Siria flaquea

El encuentro para zanjar el conflicto no contará con el principal grupo opositor a Al Asad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Terreno rebelde fue bombardeado por fuerzas pro gobierno. Foto: AFP

La tercera conferencia de paz para Siria se inaugura hoy tras una serie de sobresaltos que no han cesado en las últimas horas, un aplazamiento de cinco días e imprevistos que obligarán a abrir las conversaciones con una representación muy parcial de la oposición siria.

La Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), el principal grupo opositor invitado a estas conversaciones en Ginebra, decidió ayer a última hora que no acudirá hoy a su apertura, según indicaron fuentes internas.

"Todavía no hemos tomado una decisión", precisó por teléfono Monzer Majus, portavoz del grupo, que fue creado en diciembre para agrupar a los principales grupos rebeldes, tanto a las organizaciones armadas como a las formaciones políticas, con el objetivo de establecer diálogos indirectos con el gobierno.

La principal razón de sus dirigentes es que no han recibido garantías de la ONU de que se cumplirán sus peticiones, que están relacionadas con el acceso de ayuda humanitaria a localidades cercadas por las fuerzas gubernamentales y el cese de los bombardeos rusos y del régimen sirio.

Ante esta ausencia, se manejó la posibilidad de que la ONU cancele o posponga el encuentro. "No hay ningún aplazamiento de nuestra parte", dijo Khawla Mattar, portavoz del delegado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura.

El resto de oposición siria invitada a Suiza es tolerada por el régimen del presidente Bachar al Asad y mantiene lazos de distinta intensidad con Rusia, que junto a Irán es el mayor aliado externo del Gobierno de Damasco.

Sin embargo, la CSN no ha dicho un "no" rotundo a participar en este proceso diplomático y sus líderes volverán a reunirse hoy para continuar deliberando al respecto.

Otros de los invitados a Ginebra es Haizam Manaa, del Consejo de Siria Democrática, un dirigente histórico de la oposición, pero al que nadie reconoce un poder real, aunque defiende la incorporación a este proceso de representantes del Partido de la Unión Democrática, que representa a los kurdos sirios.

Los kurdos no solo representan cerca del 9 por ciento de la población siria, sino que controlan un importante territorio en el norte del país y son una fuerza vital contra la expansión del Estado Islámico (EI).

Objetivos.

Las negociaciones para poner fin a la guerra civil en Siria empezarán de este modo sin la coalición que representa a las fuerzas políticas y armadas que han desafiado a Al Asad y que llegaron a ponerlo en jaque hasta que Irán y Rusia acudieron en su auxilio.

Para la ONU, ni Siria, ni el resto de países de la región o el resto del mundo pueden permitir un nuevo fracaso, como los que ya ocurrieron en las anteriores conferencias de paz realizadas en junio de 2012 y en enero de 2014.

"Desde la ONU, no los vamos a defraudar. Nunca abandonaremos al pueblo sirio, pero necesitamos que sientan que este es el momento acertado; haremos todo lo que podamos", aseguró Staffan de Mistura.

El objetivo es acabar con una guerra que ha desmembrado prácticamente a Siria, con una parte que está ahora en manos del EI y áreas dispersas controladas por distintos grupos rebeldes.

Además, la contienda provoca desde 2015 la peor crisis de refugiados en Europa en los últimos 70 años, con 1,4 millones de exiliados.

Hollande cree que "es posible".

El presidente francés, François Hollande, aseguró ayer ante su homólogo iraní, Hasán Rohaní, que una transición política en Siria "es posible", aunque consideró "urgente" la apertura de las negociaciones para ese fin. El mandatario francés reconoció que las conversaciones sobre Siria "tardan en abrirse", por lo que hay que intentar que estén todas las partes.

ENCUENTRO EN MÚNICH.

EE.UU. Y Rusia organizan reunión.

Rusia, en acuerdo de Estados Unidos, propuso una reunión internacional sobre el conflicto en Siria para el 11 de febrero en Múnich, en la que podrán participar responsables occidentales, árabes e iraníes, dijo el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Mijail Bogdanov.

"Existe un acuerdo de principio entre el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry. Ahora vamos a proponer a todos los otros miembros del Grupo Internacional de apoyo para Siria este lugar y fecha: Múnich, 11 de febrero", dijo Bogdanov citado por la agencia oficial rusa Tass.

Estas discusiones precederán la conferencia sobre seguridad prevista para el viernes 12 de febrero en la misma ciudad alemana.

El Grupo Internacional está integrado entre otros por Rusia, Estados Unidos, Arabia Saudita, Irán, la Unión Europea, la Liga Árabe y las Naciones Unidas.

En una reunión previa en Viena, el 14 de noviembre, se acordó una hoja de ruta para Siria que incluye discusiones entre representantes de la oposición y el régimen y un gobierno de transición dentro de seis meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)