LA CRISIS POLÍTICA 

La conexión rusa ahora se confirma en Cataluña

Usaron cuentas falsas en redes a favor de la independencia.

Cataluña: la región se prepara para las elecciones del 21 de diciembre. Foto: AFP
Cataluña: la región se prepara para las elecciones del 21 de diciembre. Foto: AFP

El gobierno de Mariano Rajoy cree que grupos con sede en Rusia y Venezuela usaron las redes sociales de forma sistemática para promover el referéndum independentista catalán del 1° de octubre en un intento por desestabilizar a España. El gobierno español tiene evidencia de que grupos estatales y privados de Rusia y algunos en Venezuela usaron Twitter, Facebook y otros sitios web para respaldar la causa separatista.

"Lo que hoy sabemos en España es que muchas de las actuaciones venían de territorio ruso", dijo la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en una reunión de ministros de la Unión Europea en Bruselas.

"No se puede decir con total certeza" que el gobierno ruso sea el responsable, sostuvo la funcionaria, quien sin embargo agregó que "sí (sabemos) que vienen de territorio ruso y algunas otras (...) replicadas desde territorio venezolano".

En Madrid, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, dijo que el gobierno está seguro de la intervención rusa. "Esto ha sido comprobado (...) Hay datos sobre cómo el tráfico en las redes posterior al referéndum pasó particularmente por redes situadas en Rusia y en otros países".

Dastis destacó que se detectaron cuentas falsas en las redes sociales, de las cuales la mitad fueron rastreadas a Rusia y un 30% a Venezuela.

Poco después, a su llegada ayer a Bruselas para la reunión con sus colegas, el canciller español abundó en el tema. "Abordaré la cuestión de la intervención o cómo se han desarrollado las cuestiones de desinformación, de manipulación en torno al referéndum y a los acontecimientos posteriores en Cataluña", anunció Dastis.

Los ministros de los 28 países europeos deben debatir especialmente los esfuerzos del bloque para contrarrestar la "desinformación" procedente de Rusia, pero también, a juicio de Dastis, de otras regiones como los países árabes, los Balcanes o incluso Venezuela.

Por su parte, De Cospedal dijo que existen ciertas entidades tanto públicas como privadas "que tratan de injerir en las políticas nacionales, que tratan de afectar y de crear situaciones inestables en Europa".

El referéndum de independencia catalán del 1° de octubre dio lugar a coberturas divergentes en los medios españoles. El diario El País de Madrid, muy crítico con los secesionistas, afirmó que los servicios en español de RT y Sputnik se habían implicado en el asunto catalán para desestabilizar.

Dastis admitió que teme que se repita en los comicios regionales de Cataluña del próximo 21 de diciembre la injerencia a través de internet procedente de territorio ruso. "Es pronto para eso pero a mí no me extrañaría", indicó Dastis. "Seguiría una pauta que ha ocurrido en otras elecciones", recordó.

En Estados Unidos, un fiscal especial investiga desde mayo sospechas de injerencia rusa en la campaña presidencial de 2016. Rusia niega haber intervenido para favorecer la elección de Donald Trump.

Dastis se pronunció ayer sobre el hecho de que Oriol Soler, ideólogo que formó parte del núcleo duro que organizó el referéndum de octubre, desligara su reunión en Londres con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la situación en Cataluña. "Ya me dirá si no es un parecer que no repugna a la razón" el que hayan abordado ese tema, dijo Dastis.

La independencia dejó de ser un objetivo inmediato.

Líderes independentistas catalanes reconocieron ayer lunes que la secesión no es un objetivo realizable en lo inmediato, y el destituido presidente Carles Puigdemont incluso afirmó que para él "sigue siendo posible" Cataluña dentro de España. Puigdemont hizo esta afirmación al diario belga Le Soir, cuando los partidos catalanes están ultimando esta semana sus listas para las elecciones regionales del 21 de diciembre. El propio líder secesionista, reclamado por la justicia española por un presunto delito de rebelión, quiere concurrir a las urnas al frente de una lista llamada Juntos por Cataluña. Su objetivo es que esa lista no se limite a su formación, el Partido Demócrata Catalán (PDeCAT). "Estoy dispuesto y siempre he estado dispuesto a aceptar la realidad de otra relación con España", declaró Puigdemont. "¡Sigue siendo posible! Yo que he sido independentista toda mi vida, he estado trabajando treinta años para lograr otro encaje de Cataluña dentro de España", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)