Más restricciones

Cameron: duro plan contra los migrantes

El premier británico David Cameron anunció ayer un duro plan contra la inmigración, que incluye "normas más restrictivas" como la incautación de los pagos en negro a los migrantes, con la finalidad de reducir el flujo ilegal de trabajadores.

Las nuevas medidas de Cameron ya generan temores en el mundo de los negocios pues limitarán la contratación de trabajadores extranjeros con salarios más bajos que sus similares británicos.

El premier conservador mantiene así la promesa, hasta ahora ignorada por completo, de reducir la inmigración neta en el Reino Unido a decenas de miles de personas por año.

"Nuestro enfoque será duro, justo y expeditivo", prometió Cameron ante el periodismo.

Entre otras medidas, anunció que serán clausuradas las casas donde se alojan apiñados los trabajadores ilegales, frenará a la gente que ralentizan las expulsiones con apelaciones "pretenciosas", y dará a los británicos "la capacidad de hacer los trabajos para los cuales tenemos necesidad".

Entre las medidas previstas, Cameron mencionó expulsiones más fáciles, migrantes ilegales controlados con brazaletes electrónicos, la prohibición para las empresas y las agencias de empleo de contratar en el extranjero, sin haber publicado el anuncio de trabajo previamente en Gran Bretaña.

El primer ministro subrayó que la prioridad del Ejecutivo es avanzar con este proyecto, semanas después de la victoria electoral y "sin más obstáculos". El comentario tuvo como referencia a sus exaliados liberales democráticos del gobierno anterior, que se oponían a las intervenciones draconianas contra los migrantes.

"Un país fuerte no es lo que levanta barreras, es el que controla de modo justo la inmigración", enfatizó Cameron.

En su intervención, el líder tory también aseguró que "el Reino Unido sigue siendo de sociedad interracial y que permanece abierta a los talentos procedentes de todo el mundo y sobre todo si puede haber también una fuerte crecida económica, pero manteniendo la inmigración por debajo de los 100 mil ingresos al año, como nivel sostenible de los años 90".

Cameron dijo además que restringir el acceso de inmigrantes de la Unión Europea al sistema de bienestar británico es "requisito absoluto" en la renegociación de las relaciones con el bloque. ANSA, REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)